Última hora

Varias comunidades sufren a causa de una obra

Los problemas con el agua en Dosquebradas persisten y este caso en particular por cuenta de la construcción de un Box Culvert, que según el contrato debió haber sido entregado esta semana.

Hasta el más guapo se desmoraliza al transitar por estas calles, ahora ni qué imaginar tener que soportar esto durante un año.


El proyecto denominado Agüita - Montebonito, tan esperado por los habitantes de gran parte de la comuna 2, era una petición de años desde el hundimiento del Polideportivo de El Japón, porque con esta obra se mitigaría no solo el riesgo por inundación en la Aurora baja y Valher, sino que se resolvería el problema de las aguas lluvias que llegan al sector desde la parte alta, donde se han construido urbanizaciones en años recientes.


Inicialmente, la comunidad citó a un plantón, pues ya están cansados de soportar que frente a sus casas pasen torrentes impresionantes y tengan otras afectaciones, según ellos, a causa de las irregularidades que presenta la obra a cargo del Consorcio Box. La cita fue ayer a las 2:00 de la tarde en las carrera 22 bis, pero al llegar había una comunidad totalmente organizada, sonaron las notas del Himno Nacional y hasta hubo un minuto de silencio por el sargento de los Bomberos que falleció y que constantemente acudía a sus llamados en las inundaciones.

Sobre las peticiones


La voz de la comunidad están representadas en varias personas, pero a la cabeza se encuentra el señor José Raúl Tamayo, presidente de la veeduría Box Culvert Japón - Aurora: “Hay muchas casas que en este momento se están rompiendo a pedazos, tenemos conocimiento que es por el asentamiento a causa de los Caisson (especie de pilotes gruesos para soporte)” y dirigiéndose a los invitados de la Diger y la constructora, les dijo que “Sí queremos saber cuál va a ser el tratamiento para estas viviendas ¿Qué va a pasar con estos hogares?”.


Tamayo habló también acerca de un antecedente que se encuentra mucho más arriba de la obra. “Necesitamos urgentemente, debido a las fuertes lluvias intempestivas que los trabajadores despejen la tierra que dejan por franjas en muchos lugares, para que al finalizar el día si se presenta un aguacero la tierra no detenga el agua. A Serviciudad, las personas que están grabando, pedirles que por favor que aclaren de cómo va a quedar la situación con el acueducto con la reposición y que revisen el tema de las tarifas, porque parece que nos cobraran el agua que se riega por la calle 11”.


Aclaró que el problema para ellos empieza mucho más arriba de donde se construyó el cabezote, específicamente donde desemboca el tubo de Boreal, porque los habitantes le han manifestado olor a químicos, necesitamos saber qué es lo que está pasando más arriba. Y es que realmente, si los malos olores mataran, ya no habría ni un solo habitante con vida en La Aurora, tanto alta, como baja. “El alcalde sí ha hecho el recorrido por acá, pero necesitamos que venga y se siente a hablar con nosotros, necesitamos mucha ayuda de todos y mucho respaldo”.
La comunidad asiste juiciosa a cada llamado con la esperanza de encontrar respuestas definitivas.

Habla el director de la Dige


“Teniendo en cuenta que hay una serie de incertidumbre generada por la misma comunidad con respecto a varios factores y que han afectado a los mismos moradores y las viviendas que habitan. Se pactaron compromisos bajo mi supervisión para que se empiecen a recoger diariamente este tipo de residuos, aprovechables o no que salen de la obra constantemente. Adicional hay una solicitud por parte de la veeduría en la que manifiestan que se escalara el tema por parte de la Diger, para que se buscara la forma de hacer mediciones en campo con topografía para ellos saber realmente cómo se van a subsanar el problema de las viviendas que han estado inundadas”.

La historia de doña Liz


Antes de que iniciaran los trabajos, doña Liz Gómez estaba tranquila en su casa en la planta baja y tenía arrendada la parte de arriba. Ella es cuidadora de un menor que requiere atención 24/7. A raíz de las máquinas y la intervención en La Aurora, su casa resultó tan averiada que la misma Diger le dio orden de salir de allí, perdiendo con esto a sus inquilinos quienes eran su único ingreso económico. Este es el momento en que nadie se ha acercado a brindarle una solución o respuesta ante su angustiosa situación.

Dato

La obra deberá entregar la próxima semana cronogramas sobre la fase 2.

La comunidad habla al respecto


Luisa Carvajal - Defensores de los humedales

“Esperemos que esto llegue a buenos objetivos. Por parte del colectivo, preocupada por lo que sucede con las aguas residuales, porque hemos revisado el proyecto, hecho el recorrido y no tenemos claridad dónde van a desembocar las aguas del box Culvert”.


Juan David Rueda - representante La Aurora

“En las fuertes inundaciones que hubo mi abuela se cayó, por eso empezamos a gestionar y hacer denuncias con la Contraloría, para que nos diera respuesta. La nueva administración nos ha escuchado más que la anterior”.


Guillermo Márquez - líder comunitario

“El contrato que firmó la Alcaldía pasada, duraba un año con acta de inicio del 6 de marzo de 2023, lo que quiere decir que a hoy ya se venció. Ese contrato lo van a prorrogar dos o tres meses, porque el avance de obra, teniendo mucho, va en el 50%”.


Lucy Castaño - líder del barrio

“La comunidad está bastante afectada, muy triste, desesperados, enojados, no hayan qué hacer. Hay demasiados bichos de unos tamaños increíbles. Las mismas máquinas también generan inundaciones”.


Santiago Espinosa - pdte Junta Aurora baja

“No creo que haya solución fácil, pero tengo esperanza que la comunidad y la constructora lleguen a un acuerdo, porque lo que he evidenciado es que hay un problema de comunicación. No descarto la Acción Popular, porque pueden haber tiempos que no se respeten”.

No hay comentarios