Última hora

La mató a martillazos y cuchillo

La ciudad de Pereira vuelve a teñirse de luto con un nuevo caso de feminicidio que ha dejado consternada a la comunidad del corregimiento de Puerto Caldas. En esta ocasión, Evelis Asprilla Peñaloza fue víctima de una brutal muerte a manos de su compañero sentimental, con el cual compartía su vida desde hace 11 años. Aunque la Fiscalía General de la Nación logró esclarecer el caso en tiempo récord, el impacto en la comunidad es innegable.



¿Qué pasó?


Los hechos ocurrieron de manera aberrante alrededor de las 12:30 de la noche del sábado en el barrio El Cofre, en la carrera 4 con calle 25. Santos Virgilio Castillo, de 52 años, llegó a casa tras su jornada laboral en la ciudad de Armenia, donde trabajaba en construcción. Una discusión se desató cuando Evelis, de 47 años, expresó su decisión de poner fin a la relación.


En un acto de violencia extrema, Castillo al parecer aprovechó que su esposa estaba dormida, tomó un martillo y golpeó a Evelis en la cabeza. Insatisfecho, le causó varias lesiones en distintas partes del cuerpo con un arma cortopunzante, dejándola sin vida a un costado de la cama. Después del crimen, se desplazó en su motocicleta hacia el centro del barrio El Cofre, minutos después regresó a la residencia para empacar una maleta y abandonó el lugar, generando extrañeza entre los vecinos.




El macabro hallazgo fue realizado por el hijo de la víctima, un joven de 23 años, quien al levantarse durante la madrugada al baño, se percató de la presencia de sangre en la cocina. Al asomarse a la habitación, descubrió el cuerpo sin vida de su madre, desnuda y violentada, en medio de un lago hemático y salió a la calle a pedir ayuda.

La comunidad alertó a las autoridades, desencadenando una búsqueda que llevó al hallazgo de la motocicleta en Cartago, Valle del Cauca, donde se parquean vehículos de transporte público.


Se entregó

El agresor abordó una buseta de la empresa Expreso Trejos con destino a Cali, Valle del Cauca y los policías solicitaron apoyo a las autoridades del Valle . A las 7:00 de la mañana, los uniformados le hicieron la señal de pare al vehículo de servicio público y el hombre se entregó voluntariamente a las autoridades, confesando ser el responsable del feminicidio. La fiscalía reveló que Evelis ya lo había denunciado en 2016 por violencia intrafamiliar, advirtiendo en múltiples ocasiones que la mataría.




La audiencia

La Fiscalía 38 Seccional manifestó que la víctima había denunciado a Castillo en 2016, acusándolo de violencia intrafamiliar.Agregó que ella lo expulsó de la casa varias veces, pero él se negaba a irse. En varias ocasiones, le manifestó a Evelis: "Si no es para mí, no es para nadie", advirtiéndole que la mataría.


Según la fiscalía, la muerte de Evelis fue un acto de extrema brutalidad. Castillo, de manera despiadada, le fracturó su cerebro en múltiples pedazos, causando la exposición de masa encefálica, presumiblemente con un martillo. Además, apuñaló a la víctima en diferentes partes del cuerpo, dejando una escena horrenda, llena de sangre en las paredes, el techo y el suelo. Durante la inspección técnica, los funcionarios del CTI hallaron el martillo impregnado de sangre, evidencia impactante que refuerza la gravedad del crimen.

Ante estos hechos, la fiscalía le imputó a Santos Virgilio el delito de feminicidio agravado con sevicia. Sin embargo, el acusado no aceptó los cargos, lo que llevó al ente acusador a solicitar medida de aseguramiento en un centro carcelario.


La medida


El Juez Primero Promiscuo Penal Municipal de Belén de Umbría expresó su consternación por la gravedad de los hechos. Destacó la lamentable realidad de casos de violencia contra la mujer que se suceden diariamente en el país. Argumentó que la víctima, madre de una niña de 9 años compartida con el agresor, enfrentaba un peligro constante. En consecuencia, el juez no dudó en otorgar medida de aseguramiento en centro carcelario para proteger a la hija y salvaguardar a la sociedad de este trágico episodio de violencia.



cifras

500 meses es la pena mínima a pagar por este delito de feminicidio


Dato


Evelis era natural de Novita, Chocó, era ama de casa y trabajaba en casas de familia, tenía cuatro hijos, de los cuales tres ya eran mayores de edad.


Dato

Santo Virgilio era natural de la ciudad de Cali y labora en construcción.



cifras

11 homicidios se han registrado en la ciudad de Pereira

13 homicidios en el área Metropolitana de Pereira

2 femicidios en la ciudad de Pereira







No hay comentarios