Última hora

Casi lo matan a puñaladas


De hospital en hospital estuvo un joven de 18 años, quien fue atacado a cuchillo, pero los galenos no lograban descubrir cuál era la herida que minuto tras minuto empeoraba su estado; al final, descubrieron que tenía un pulmón perforado.



Los hechos


Sobre las 9:30 de la mañana del viernes 5 de enero, Luis Ignacio Rojas, más conocido por sus amigos como Nacho, estaba en la carrera 2 con calle 28 cuando sufrió un atentado; las autoridades no tienen muchos detalles de los hechos, pero sí saben que fue su novia la que lo llevó al hospital de la 40, Unilibre.

Los médicos se percataron de que necesitaba una atención más especializada y fue remitido para el Hospital Universitario San Jorge; al parecer, allí no se dieron cuenta de cuál era su real estado de salud y solo cuando lo llevaron a la Clínica Los Rosales, horas más tarde al practicarle una radiografía, encontraron el mal.



Era evidente que el joven tenía un pulmón perforado, así que lo ingresaron a cirugía lo más pronto posible; por fortuna salió bien y por el momento está en recuperación.

La novia del joven llamó a las autoridades de nuevo y fue el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) el encargado de realizar la inspección por tentativa de homicidio.


Nacho


El joven es residente de la avenida del Río, cerca de La Esneda donde es muy conocido y tiene la mayoría de sus amigos, ya que es jugador del equipo de mayores de este barrio y un joven amante del deporte general.


La cifra


7 puñaladas recibió Luis Ignacio, pero solo una le perforó el pulmón.




No hay comentarios