Última hora

Aceptó haber matado y enterrado a su mujer


Ayer tuvo lugar la primera gran audiencia del 2024, la judicialización de Geovany Mosquera Mosquera de 48 años, más conocido como Maña por el feminicidio de Maritza Arelis Mosquera durante la madruga del primero de enero, La Fiscalía sacó a relucir las pruebas que demuestran el ciclo de violencia por el que estaba atravesando la mujer.



No podemos olvidar


Alrededor del mediodía de este miércoles 3 de enero, uno de los hermanos de la mujer de 47 años llegó a la Fiscalía para instaurar una denuncia por desaparición, ya que no sabían nada de ella, pero durante el proceso sus seres queridos lo llamaron para avisar que la habían encontrado enterrada en la sala de su propia casa.

Para los seres queridos no había dudas de quién fue el que cometió este crimen, según su declaración a los investigadores, Maritza Arelis siempre fue maltratada física y psicológicamente por Geovany durante los 30 años de relación que llevaban, más que nada cuando este estaba borracho, además la última vez que la vieron fue en compañía de él, el 31 de diciembre mientras esperaban la llegada del año nuevo.



No se entregó


La noticia del feminicidio corrió como el agua entre todos sus seres queridos radicados en la capital risaraldense y la primera pista la consiguió una de las hijas de ambos, quien llamó a los familiares de Geovany que viven en Chocó, estos le comentaron que horas antes se había puesto en contacto con ellos para pedir dinero de urgencia, pero solo les contó que había hecho algo malo en Risaralda y necesitaba salir del departamento.

Fue un primo de él quien le envió dinero ya conociendo la situación, y entre todos dieron con su paradero en La Virginia; sobre las 8:30 de la noche la Policía Metropolitana recibió el dato de la ubicación y cuando llegaron este hombre incluso les dijo que quería hablar para entregarse porque él mató a su esposa, aunque cambió de parecer apenas entró a la estación.

Cómo Geovany no portaba consigo ningún documento de identificación, las autoridades lo retuvieron con el fin de verificar su plena identidad por medio de huellas digitales y al día siguiente se hizo efectiva la orden de captura.



En la audiencia


Ayer en la mañana Mosquera Mosquera fue llevado ante el Juez Segundo de Control de Garantías, allí el delegado de la Fiscalía le imputó el delito de feminicidio agravado, el cual tiene una pena de 500 a 600 meses de prisión; aunque lo que causó asombro es que sin reparo alguno aceptó los cargos, por lo cual recibe una rebaja del 25% que son aproximadamente 125 meses menos.

Finalmente a la hora de imponer una medida de aseguramiento tanto la Fiscalía como la procuraduría le pidieron al juez que fuera enviado a prisión, ya que no hay duda de su participación, además de ser un verdadero peligro para la sociedad, mientras que la defensa no tuvo mayores argumentos para oponerse. Lo único que resta es esperar la condena en su contra.


Antecedentes


Geovany ha sido investigado en varias oportunidades por el delito de tentativa de homicidio, e incluso llevaba uno actualmente por el homicidio de un menor de edad; en enero del 2023 había salido de prisión y contaba con las denuncias de Maritza Areli por violencia intrafamiliar y desaparición forzada.


Dato


Mosquera Mosquera pidió ayuda a la Policía y a la Sijín para que le fuera dada protección ya que tiene miedo de la familia de Maritza Areli.


Dato


Se conoció en la audiencia que Geovany utilizó una cuerda para asfixiar mecanicamente a Maritza Areli.


Un ciclo de violencia


En octubre de este año durante una fuerte pelea él le dijo que iba a hacer un hueco para matarla, por lo que ella le contó a su hija y tras el feminicidio los familiares de Maritza Arelis confirmaron que durante toda su relación él la violentaba y amenazaba de muerte, además de haberla hecho desaparecer en una ocasión luego de una golpiza.


La cifra


31 años con 3 meses es la pena mínima que un juez le puede dar a Geovany.

No hay comentarios