Última hora

Trataron de auxiliar a Olivia, pero murió


En el municipio de Pueblo Rico, una joven de 23 años perteneciente a una comunidad indígena, tomó una terrible decisión durante la madrugada del lunes 11 de diciembre, uno de sus seres queridos trató de auxiliarla, pero por desgracia ya no había nada que hacer y la comunidad se opuso a la necropsia.



¿Qué pasó?

Olivia Murry Bateza de 23 años, fue encontrada por su esposo dentro de su propia vivienda en el resguardo indígena Gito Dukabú durante la mañana del lunes, ella no respondía y se hacía tarde, por lo que él entró pensando que se había quedado dormida, pero la encontró en muy mal estado.

El esposo avisó a todos y fue el hermano de ella quien la sacó de allí y la bajó por el largo camino hasta el puesto de salud del corregimiento de Santa Cecilia, por desgracia a su llegada ya no tenía signos vitales y no respondió a las tacticas de reanimación; los galenos llamaron a la Policía de Risaralda, pero la comunidad no dejó que se la llevaran.

Las leyes indígenas dictan que ellos mismos se hacen cargo de sus muertos, por lo que uno de los jefes llegó hasta el puesto de salud y no dejó que le hicieran la inspección técnica y mucho menos que la llevaran a Medicina Legal para la necropsia, sino que ellos mismos se la llevaron y la enterraron en el cementerio del corregimiento.


Dato

Esta situación está estipulada por la ley 89 de 1890, así como la ley 21 de 1991. Recordemos que los indígenas del país tienen su legislación Jurisdicción Especial.


No hay comentarios