Última hora

Lo atacaron primero a él


Ayer en la tarde se llevaron a cabo las audiencias de control de garantías en contra del hombre de 32 años capturado por el homicidio de Jhoan Andrés Taborda Mina, más conocido como Cachojan, la defensa argumentó que todo habría sido en legítima defensa y el juez, que estuvo de acuerdo con esta tesis, dejó en libertad a Anderson Stiven Betancourt Zea, el investigado.

En la diligencia el fiscal reveló detalles de lo ocurrido y se pudo aclarar que hubo una confusión en los testimonios entregados en primera instancia.
 
Anderson Stiven Betancourt Zea


Recordemos

Sobre las 8:00 de la mañana del domingo, una patrulla de la Policía Metropolitana llegó hasta la vía principal del barrio El Dorado II de Cuba, minutos antes la ciudadanía había manifestado que desde el día anterior un grupo de personas estaba ingiriendo bebidas alcohólicas y escuchando música a alto volumen y no los dejó dormir.

Los agentes les pidieron a los fiesteros que se fueran a sus viviendas, mientras se alejaban para seguir con sus labores, un sujeto se acercó al grupo con un arma cortopunzante, se trataba de Jhoan Andrés.


Jhoan Andrés Taborda Mina

Salió mal

Según el relato de los uniformados presentes y de un testigo, el hoy occiso atacó a Anderson Stiven Betancourt Zea de 32 años, en medio de la disputa este le quitó el arma blanca a Jhoan con la cual lo contraatacó en cuestión de segundos; cuando los uniformados lograron intervenir, capturaron a quien tenía el cuchillo y al lesionado lo trasladaron hasta la Clínica Los Rosales.

Por desgracia cuando los médicos recibieron a Jhoan Andrés ya no había nada que hacer, llegó sin signos vitales al centro médico y en otro lugar le informaron a Betancourt Zea que no iba a ser procesado por lesiones personales, sino por homicidio.

Durante la audiencia la Fiscalía le imputó el delito de homicidio simple a Anderson Stiven, mientras que la defensa insistía en cada una de sus intervenciones que lo que ocurrió fue un acto de defensa propia, el capturado no aceptó los cargos y finalmente fue dejado en libertad, ya que la juez, luego de escucharlos a todos dijo que sí se prevé la legítima defensa en el relato, pero que será otro juez quien determine si se sobrepasó o no.



La cifra

3 fueron las puñaladas que Anderson Stiven le habría propinado a Jhoan Andrés.


Dato


Anderson Stiven, residente del mismo lugar donde estaba departiendo el grupo de amigos, también recibió una herida en la mano durante la pelea.


Aclaraciones

Según una familiar del occiso ambos hombres ya venían teniendo problemas desde una reunión pasada el 23 de octubre de este año, pero además el testigo de los hechos aseguró que fue el alcohol el que empeoró todo en la mañana del domingo ya que ambos estaban tomando y antes de la llegada de la Policía por el ruido, ellos se pelearon y Jhoan Andrés se fue por un momento antes de volver con el arma.






No hay comentarios