Última hora

A sangre fría lo mataron frente a su familia

La ola de violencia continúa azotando el Norte del Valle, con una semana marcada por múltiples homicidios. Esta vez, el trágico suceso tuvo lugar en el municipio de Obando, a tan solo dos cuadras del comando de policía local. La víctima, identificada como Diego Fernando Vélez, de 45 años de edad, fue asesinado y rematado delante de su familia.





¿Qué pasó?



El sábado 4 de mayo, a las 5:00 de la tarde, un trágico homicidio estremeció al municipio. El lamentable suceso tuvo lugar en la carrera 4 con calle 2, en el corazón del área céntrica, mientras Diego Fernando Vélez, de 45 años, se encontraba en su hogar junto a su madre y una de sus hermanas. En un acto de violencia sin precedentes, dos hombres a bordo de una motocicleta llegaron al lugar. El parrillero, sin mediar palabra alguna, desenfundó un arma de fuego y disparó sin piedad contra Diego Fernando, a pesar de la presencia de su familia. Herido de gravedad, Diego intentó refugiarse dentro de su vivienda, pero los sicarios, determinados a consumar el crimen, irrumpieron en la casa y, frente a sus seres queridos, lo remataron de manera despiadada.





Una vez perpetrado el ataque, los agresores emprendieron la huida, dejando a la familia de Diego, sumida en el horror y la consternación, llenos de dolor y tristeza por lo ocurrido al ver a su ser amado muerto. Las autoridades policiales fueron alertadas sobre el ataque sicarial llegaron al lugar para acordonar la escena del crimen y comenzar con las diligencias correspondientes en busca de evidencias que pudieran conducir al esclarecimiento de este acto atroz.


El equipo de criminalística de la sijín de Cartago se movilizó hasta el lugar del crimen para llevar a cabo la inspección técnica correspondiente tanto del sitio de los hechos como del cuerpo de la víctima. Posteriormente, el cadáver fue trasladado a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Cartago para su respectiva necropsia.






No hay comentarios