Última hora

Extraña desaparición del padre Darío

Las autoridades judiciales y el CTI de la fiscalía investigan la desaparición del padre Darío Valencia Uribe, oriundo de Risaralda (Caldas) quien, según sus colaboradores, salió en su camioneta el jueves 25 de abril para realizar una transacción comercial y desde entonces no da señales de vida.




¿Qué pasó?


El padre, de 59 años y perteneciente a la iglesia María Auxiliadora del barrio Turín, salió de la parroquia a las 8:30 de la mañana para vender su camioneta Nissan Frontier gris, con placa GKL 427, tenía una cita con un presunto comprador. A las 10:30 de la mañana, cuando intentaron contactarlo, su celular estaba apagado y sigue así.

Según la denuncia por desaparición instaurada en la Fiscalía, no asistió a una cita para almorzar con otro sacerdote ni a celebrar una misa a las 3:00 de la tarde. Testigos afirman haber visto la camioneta pasar por el barrio San Fernando Cuba, pero no se tiene una hora precisa.

El padre Oscar Gutiérrez, director del área de comunicaciones de la Diócesis de Pereira, expresó su preocupación por la desaparición del padre Darío, describiéndolo como una persona íntegra, ordenada y puntual. Afirmó que en la mañana de ayer hicieron un barrido con las autoridades, pero hasta el momento no se han obtenido noticias sobre su paradero. Gutiérrez hizo un llamado a la comunidad pereirana para unirse en oración por el pronto retorno del padre Darío y para esclarecer lo sucedido el día anterior.




El obispo

Monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez, Obispo de Pereira, manifestó que ya llevan más de 24 horas y oficialmente se puede decir que hay una desaparición del padre Darío Valencia Uribe.

“Todas las autoridades saben, están en el proceso de búsqueda y estamos muy alarmados, tristes por la desaparición del sacerdote. Hasta el momento, no se tiene certeza sobre su paradero, su estado de salud o qué ha ocurrido con él, estamos esperando que todo llegue a un feliz término y que el padre se encuentre con vida”, dijo Monseñor.


Apareció en Viterbo

Poco antes del mediodía de ayer, Q’hubo conoció que la camioneta del sacerdote fue hallada en un parqueadero del municipio de Viterbo (Caldas). Llamó la atención de las autoridades que justo al ir a verificar la información, descubrieron que la estaban lavando, pero no se trataba de un aseo habitual, sino de uno profundo, silletería y todo. Técnicos especializados del CTI de Pereira se desplazaron al sitio para realizar una inspección minuciosa al vehículo, el cual se convierte en la pieza clave para esclarecer qué le sucedió al querido sacerdote.



No hay comentarios