Última hora

Desarticulan banda delincuencial vinculada con Cordillera

Tras un riguroso trabajo de investigación que se extendió por ocho meses, las fuerzas policiales en colaboración con el Gaula y la Fiscalía, lograron desmantelar una peligrosa banda delincuencial que operaba en la comunidad de Viterbo, en el departamento de Caldas. Esta banda, dedicada a la extorsión, sembraba el temor entre los habitantes sin recurrir a amenazas y hostigamientos directos, según las denuncias interpuestas por las víctimas.





El modus operandi de esta organización consistía en abordar directamente a sus víctimas que incluía a ganaderos, prestamistas y comerciantes locales a quienes les exigían grandes sumas de dinero de forma regular para supuestamente permitirles mantener sus actividades comerciales sin interferencias, ni intimidaciones. Estas acciones generaban un clima de inseguridad y zozobra en toda la comunidad.

En el operativo de captura llevado a cabo por las autoridades, fueron aprehendidos varios individuos identificados con los alias de Isaac, Cachetes, Juancho, la Negra, Chapal, Mónica y Valentina, cuyas edades oscilan entre los 27 y los 56 años.

Entre los golpes más significativos de esta operación policial se destaca la identificación del cabecilla de la banda, conocido como el Divino, quien se desempeñaba como mano derecha de alias Cepillo, el líder financiero del grupo delincuencial La Cordillera. Este grupo ha estado vinculado a varios procesos judiciales previos relacionados con el control territorial del crimen en Viterbo.

Las investigaciones revelaron que esta red criminal mantenía vínculos tanto a nivel local como internacional. Se ha descubierto su conexión con el grupo delincuencial La Cordillera en la ciudad de Pereira, ya que actuaban como una entidad de externalización delictiva. Además, se han encontrado lazos con actividades punibles en Chile, específicamente relacionadas con el préstamo de dinero conocido como ‘gota a gota’.


La audiencia

La Fiscalía les imputó a los capturados los delitos de concierto para delinquir y extorsión agravada, solicitando medidas de aseguramiento en un centro carcelario. Tres de los implicados han sido remitidos a prisión intramural, mientras que a cinco de ellos se les otorgó el beneficio de prisión domiciliaria.

No hay comentarios