Última hora

‘Necesitamos que el alcalde nos visite’

Liliana Cardona Marín

Hay tres comunidades de los barrios Luis Alberto Duque, Pinares del Café y Mirador de Llano Grande con tres problemas que ya no dan espera y solicitan aprovechar este verano para dichas obras. “No sé por qué esperan para actuar después de las tragedias”, comenta la señora Adriana Calle, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Luis Alberto Duque y realmente es así, pues es sabido por los pereiranos que en los tres últimos años esta comunidad ha aguantado deslizamiento de la montaña sobre la vía principal, empalizada proveniente del Alto Erazo, estado deplorable de la antigua vía al matadero y para rematar, su alcantarillado de aguas lluvias es utilizado para las aguas negras de Pinares del Café.

Vista de la obra de mitigación arriba, en Pinares del Café.


Problemas viales

Esta vía debería ser del orden departamental al conectar a Pereira con Marsella de forma alterna o hasta del resorte nacional, ya que también es alternativa para encontrar La Romelia - El Pollo. Pero ante tres posibles responsables presenta un estado poco más que lamentable, como lo dice don Juan Carlos Soto, miembro de la JAC del Luis Alberto Duque:

“En verano tenemos un polvero impresionante, no podemos abrir las ventanas, se alborotan las gripas para los niños y adultos mayores. En invierno se vuelve horrible transitar, porque esas piedras se vuelven jabón y más de uno ha caído aquí fracturado”.


Otro reparo en el que hace hincapié la presidente es en el tema del transporte público, pues el alimentador solo llega hasta la manzana 5 y retorna. La ruta 32 que va para Combia es la que más cerca los deja, pero pasa cada hora y media. Lo que les molesta es que para esta comuna están habilitadas las rutas 6, 15, 29, 36 y ninguna entra al barrio Luis Alberto Duque.


“El derrumbe que se vino hace más de tres años generó un bloqueo de las vías impresionante y dejó las casas de Pinares del Café muy al borde, que donde vuelva a venirse otro derrumbe generaría un efecto dominó en el que Pinares caería sobre el Luis Alberto y Mirador de Llano grande caería al lugar donde queda Pinares”, dice el señor Soto.


Juan Carlos recuerda que “Cuando la inundación por El Erazo, vino todo el mundo y nos llenaron de promesas, vino el alcalde Maya y se comprometió a mitigar el riesgo, pero solo le alcanzó para una parte de la quebrada y se olvidó del resto”.

Aquí se aprecia la mitigación del riesgo parcial que hizo la Diger en la pasada administración y el terrible estado de la vía que supuestamente es de dos carriles.



La situación en Pinares del Café

“Nosotros no sabíamos lo de ese alcantarillado hasta la avalancha, ahí fue que nos dimos cuenta, cuando salieron todas esas aguas a las manzanas 14 y 15, porque ahí están las recámaras, fue horrible”, explica doña Adriana. Ella hace referencia a la conexión equivocada que la constructora de Pinares del Café, hizo al poner las aguas residuales en las de lluvias del otro barrio.


Los lectores recordarán un taponamiento vial en el sector de la Y, en la vía a Combia que hicieron los habitantes del barrio Pinares del Café y que puso en jaque a la administración Maya y a la gerencia de Aguas y Aguas, obligándolos a llegar al sitio para firmar unos compromisos.


Pues bien, resultado de los mismos quedaron dos pulgadas de agua que ahora abastecen del líquido a los habitantes de estas 100 casas y ya no dependen del abastecimiento que bomberos y la Empresa hacían a los tanques de reserva.

Las cosas en orden


En Pinares del Café ya también tienen gas, porque el sector se encuentra en zona de riesgo mitigable, como lo explica el presidente de Asojuntas y de la JAC de Pinares, Jhon Harold Ocampo: “La próxima semana me entregan el concepto de riesgo y así podemos tener la seguridad de muchas cosas”.


Este ciudadano dice que conectar al Parque del Café con Combia es una necesidad palpable, “si no estoy mal la vía al Pollo está en fase 4 y esta alternativa no se puede quedar atrás”.


El señor Ocampo solicita que se haga primero la obra en el talud y después la inversión a la vía, para que las cosas queden bien hechas. “Es que lo preocupante aquí son la cantidad de personas expuestas, porque no solo son los habitantes de tres barrios, sino los conductores y pasajeros de cerca de mil vehículos que pasan diariamente, más cientos de peatones que utilizan esa vía”.

Este no es un camino veredal, es una vía de suma importancia para Pereira y alrededores.


¿Tiene algo para decir de esta situación?


Cielo Jiménez - presidente JAC sector A, Parque I.

“Necesitamos una mitigación completa, porque la Diger nos dijo que iba a haber un constante monitoreo en el derrumbe y que cada que se moviera la tierra las alarmas sonarían, pero nunca se han escuchado”.


Juan Carlos Soto - miembro JAC Luis Alberto D.

“Uno de los compromisos fue pavimentar la vía después de las obras del Erazo que se llevarían seis meses, pero en la quebrada apenas acabaron en diciembre de 2023 y todo quedó quieto”.

Cifra


300 viviendas aproximadamente tiene el barrio Luis Alberto Duque.

Dato

La comunidad insiste en que estas peticiones queden consignadas en el Plan de Desarrollo que se formula por estos días.

No hay comentarios