Última hora

Le arrebataron la vida a bala y el sueño de conocer a su hijo

Consternación y tristeza envuelve a la familia, amigos y vecinos del barrio Colinas del Triunfo de Pereira, tras la muerte de Wilmer Ramírez Restrepo, de 42 años, quien fue asesinado a bala en la El presunto agresor, un hombre de 36 años de edad, fue detenido con dos armas de fuego.




¿Qué pasó?

El hecho de sangre ocurrió a las 2:28 de la madrugada del domingo 11 de febrero, a tan solo una cuadra de la residencia del hoy occiso. Wilmer, quien anhelaba conocer a su hijo en gestación, se encontraba en una tienda compartiendo con amigos y consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública. En circunstancias aun bajo investigación, un vecino aparentemente inició una confrontación con Ramírez Restrepo, quien lo empujó. En respuesta, el presunto agresor extrajo un arma de fuego y le disparó.


Herido, Wilmer se retiró del lugar dejando rastros de sangre en su camino hasta llegar a su hogar, donde se despidió de su esposa, embarazada de 7 meses, con las desgarradoras palabras: "Cuídeme al niño, cuídeme al niño". Fueron sus últimas palabras, dirigidas a su amada.


En un intento desesperado por salvarlo, amigos y esposa lo trasladaron en un taxi hasta el Hospital San Jorge, donde ingresó con una herida en la pelvis. A las 9:30 de la mañana de ayer, lamentablemente, Wilmer Ramírez Restrepo perdió la vida.




La captura

La captura del presunto agresor se llevó a cabo gracias a la pronta respuesta de las autoridades policiales. Alertados sobre una persona herida, los agentes se dirigieron al lugar donde la comunidad indicó la posible ubicación del agresor de la calle 44, nomenclatura 4-33 del barrio Colinas del Triunfo. Tras un presunto disparo del sospechoso hacia la policía, la captura se materializó al ingresar al inmueble, deteniendo tanto al hombre de 36 años como a una mujer de 52 años. En su poder, se encontraron un arma de fuego tipo pistola calibre 22 y un arma de fuego, calibre 38 milímetros.





El grupo de criminalística de la policía judicial realizó la inspección a los dos lugares, uno donde ocurrieron los hechos y el otro donde capturaron al presunto agresor. En la mañana de ayer se realizó la inspección técnica al cuerpo de Wilmer, que posteriormente fue trasladado a Medicina Legal de Pereira para la correspondiente necropsia.


Una gran persona


La familia deRamírez Restrepo, afectada por la trágica pérdida, describe a su ser querido como un ser humano ejemplar, exento de problemas y dotado de cualidades excepcionales. Según sus allegados, Wilmer era una persona trabajadora, de inquebrantable ética laboral, que no buscaba conflictos y siempre mostraba una disposición amistosa.

Su espíritu alegre y amigable lo convertía en alguien con quien era fácil conectar, mientras que su solidaridad y disposición para ayudar a los demás eran características que resonaban en su vida cotidiana. La familia destaca que Wilmer siempre extendía su mano amiga a quienes lo necesitaban, demostrando ser una figura generosa y llena de valores. La partida de Wilmer deja un vacío irremplazable en la comunidad y en la vida de aquellos que lo conocieron y apreciaron.


Su vida

Wilmer era natural de Pereira, toda la vida ha sido del barrio, tenía cinco hijos e iba a ser padre nuevamente de un niño, era el mayor de 4 hermanos, laboraba en marmol y cocinas integrales, tenía un negocio junto con su esposa.




Dato


Su velación se llevará a cabo en la funeraria La Ofrenda en la zona céntrica de Pereira y su entierro en el cementerio de vía Armenia.




No hay comentarios