Última hora

La movilidad versus la seguridad

Liliana Cardona Marín

Enmarcado entre la vía rápida (Ferrocarril) de Dosquebradas y las diferentes etapas de la urbanización Bombay, se encuentra el conjunto abierto Torres de Marfil, un proyecto de Basa Construcciones que fue vendido como conjunto abierto, lo que hacía más económica la adquisición de propiedad a diferencia de los cerrados.


Este es el paso vehicular, muy cerca a la derecha de la foto, está el paso para peatones.




Precisamente en este punto es en el que está el detalle de todo el embrollo, cuando el comprador decide estar en condiciones abiertas, así lo debe asumir, porque de lo contrario sería cada persona en el Centro de Pereira y en los barrios tradicionales de Dosquebradas, cerrando su pedazo de andén para que no ocurran cosas en su frente como encontrar residuos sólidos, habitantes de calle - consumidores o el peligro de que sus hijos jueguen por una vía vehicular.


La denuncia y el cierre



A la línea de WhatsApp llegó la siguiente queja con imágenes de referencia: “Los pasos vehiculares y peatonales que atraviesan a Marfil apartamentos, conjunto de apartamentos abierto, no cerrado, no permiten el paso de estudiantes, peatones, adultos mayores, carros ni nada”.


Al llegar al lugar, efectivamente se encuentran los conos naranja en la entrada de una vía vehicular y más a la derecha unos pedazos de guadua con cintas de prevención en el andén que va paralelo a esa vía, pero que en medio tiene las Torres de apartamentos. Un habitante del sector que se encontraba frente al conjunto y que reside hace 25 años allí explicó parte de la situación:


“Lo que pasa es que esta vía (la calle interior a la avenida Ferrocarril) estaba llena de huecos y debía tener dos carriles desde la glorieta de Bombay 1, entonces cuando la estaban reparando, los camiones y busetas se atravesaban por el conjunto, por eso ellos cerraron, porque es de ellos y cuando estuviera mala nadie les iba a responder y arreglarla saldría del bolsillo de cada uno. Los niños también estaban en constante peligro, es más, la que es peatonal realmente es vía pero nunca la han abierto”, dijo un vecino que lleva en el sector 25 años.


La explicación del administrador



Wilmar Tapasco, fue la persona encargada de dar claridad sobre lo que sucede allí: “La principal motivación para el cierre fueron los piques, eso es un tema gravísimo, entonces cuando la policía llegaba a hacer las batidas, ellos se metían al conjunto para esconderse o escapar y ya hemos tenido varios accidentes, nos mataron una mascota y nos tumbaron una persona adulta mayor. Nosotros le pasamos una carta al Comando de la Policía, en la que les informábamos que necesitábamos más presencia de ellos y lo que nos manifestaron es que el cuadrante es muy grande para ellos estar pendientes solo de Torres de Marfil, entonces nos vimos en la obligación de colocar los bolardos en plástico, no hemos cerrado nada, evitamos que las motos se nos pasen”.

Las personas se acostunbraron a voltear, al final de este tramo se realizan los piques.




Entonces el Periódico contrapreguntó: ¿Pero qué pasa entonces con la parte del andén que es servidumbre comunitaria? “Eso no es un andén, lo que se había convertido era en un sitio de consumo y de botadero de escombros, ahí hay una cancha de fútbol de Bombay, todas las personas llevaban los escombros ahí y el Municipio no nos hacía caso. Ahí no le hemos tapado el paso a nadie, las personas pueden pasar por el andén del conjunto (a un costado del cerramiento vial) y los que están poniendo la queja son los que no pudieron seguir trayendo basura, ni seguir inyectándose ahí”, explicó el administrador.


En cuanto al procedimiento legal, el señor Tapasco dijo: “Nosotros con Planeación y con Control Físico, estuvimos haciendo las vueltas el año pasado y sacamos unos documentos, ellos los están revisando, es más ellos ya tienen la carta de nosotros. Lo que hicimos fue por temas de seguridad, porque ya hemos tenido muchos problemas con los habitantes de Bombay. Cabe aclarar que de Secretaría de Gobierno vinieron a visitarnos, revisaron, les expliqué lo mismo que a usted”.


El parque infantil


Como este conjunto era abierto, la Alcaldía instaló juegos para los niños y ese sería el verdadero problema, como lo hace saber Wilmar Tapasco: “Lo que nos dicen en la Administración es que sería que nosotros tomáramos ese parquecito en comodato para darle manejo. Nosotros no tenemos ningún problema en conseguir pólizas de responsabilidad por si se llega de pronto a accidentar un niño o alguien de ahí, porque no podemos prohibir la entrada al ser un conjunto abierto”.

En la vegetación que se observa al fondo es donde ocurría el consumo y el depósito de residuos.


¿Qué dice de esta situación?

Carlos Pino - vecino

“Lo cerraron por seguridad de los niños, esto es del conjunto, por aquí no transitan busetas ni nada de esto. A un lado de la primera torre está la avenida para llegar a la Ferrocarril, esa sí es del barrio, hasta donde está la bomba”.


Andrea Orrego - residente

“Lo que pasa es que en la parte de atrás los niños juegan y montan bicicleta, pero cuando son los piques las motos pasan súper rápido y en esa parte sí nos afecta. Como adultos debemos pensar en eso”.

No hay comentarios