Última hora

La mitigación en Cañaveral tiene dos caras

Desde el 15 octubre de 2022, dos lotes que comprenden al menos 20 viviendas en la vereda Cañaveral de Altagracia, empezaron con las afectaciones. En más de dos oportunidades este medio acudió al llamado de la comunidad, primero porque el mal estado de la vía al corregimiento hacía que fuera una tortura vivir en el lugar, después se presentaron una serie de grietas tan preocupantes que hicieron evacuar a bastantes familias y cuando se iniciaron las obras en el punto se vio cercano el inicio de la solución, pero esto detonó un problema entre propietarios.

Esta es la entrada a Planada 2.

El tarjamiento tenía varias hipótesis, una falla geológica de más de 40 años al otro lado de la vía, el cumplimiento de la vida útil de uno de los tanques del acueducto veredal y hasta el relleno por el sector de Almagracia.

De uno y otro lado


El terreno en el que se realizan las adecuaciones en la actualidad por medio de Aguas y Aseo del Risaralda, hace parte de la finca Planada 2, porque los propietarios de Planada 1 no han dado la autorización para que se hagan intervenciones en el terreno. Aquí están las dos versiones.


Yair Cortés tiene una propiedad en Planada 1, la cual está en calidad de evacuada. Mi mamá está entre los dueños de esta finca, desde diciembre de 2022, me tocó salir de mi casa, porque no era vivible y ahí hemos estado luchando con la Diger, para que nos diera primero que todo un informe de los suelos, nos dijeron que eso era de calma y empezaron las alteraciones; primero nos dijeron que eran unas bombas de agua, después que el terreno era ceniza volcánica, después que era movimiento de tierra y de un momento a otro dijeron que había que hacer una primera fase y que se encargaría Aguas de Risaralda”.


El señor Cortés afirma que la Diger se desentendió por completo del proceso y que según lo que él entiende es que la Diger le tuvo que pasar el proyecto con presupuesto a la UNGRD por un valor de $10.000 millones, de los cuales Aguas de Risaralda pondría aproximadamente $2.700 para que la Unidad Nacional siguiera con lo restante que incluían las viviendas que se habían perdido, pero él no entiende por qué no se hizo así.

Las afectaciones en Planada 1 se aprecian a simple vista.



“El proyecto actual tiene muchas incoherencias, por ejemplo los tanques y las tuberías de Acuasá, es un estudio mentiroso y están ejecutando esas obras basándose en eso. Que las casas están en riesgo medio y que si la tierra se viene no pasaría mayor cosa y no quisieron presentar propuesta alterna y tenían esa obligación, porque ante Gestión del Riesgo somos familias campesinas que vivimos de esa actividad. Luego llega el señor gerente de Aguas y Aseo de Risaralda y nos dice que la obra la van a hacer porque hay un acueducto dentro de la finca”, explica don Yair.


Cortés cree que la reunión que tendrá lugar hoy tiene que ver con la denuncia que él instauró ante la Procuraduría Regional de Instrucción Risaralda, porque los contratistas empezaron a ejercer presión para que dejáramos hacer las obras y la finca según él se perdería para la siembra de plátano y café, solo quedaría para hortaliza.

Los que están de acuerdo


Fernando Marín propietario en Planada 2, expone que “Hace 45 años hubo una lesión de la tierra en la parte de abajo al lado del guadual, debido a eso se formó una grieta que tiempo después afectó las viviendas, debido a eso se hizo toda la consulta en Gobernación, Alcaldía y Diger, vinieron varias personas y observaron de ahí fue que llegó el auxilio por parte de la Gobernación para adjudicar pantallas, filtros y pantallas internas en la parte de abajo de la carretera (anclaje)”.


El señor Marín asegura que la obra que se realiza en este momento la hacen bien hasta lo que ellos entienden y que no ha visto nada extraño. Pero queda en el aire la pregunta para un observador del común, porque hacen trabajos a lado y lado de la vía, pero sigue el tráfico pesado y la vía sin arreglar ¿no debían solucionar primero la capa asfáltica y de ahí fijar todo lo demás?

En la imagen se aprecia la casa de doña Sofronia y una de las pantallas.



“No nos han hablado nada de la carretera y aparte algo nos pone a pensar y es que en esta parte no tenemos alcantarillado sino letrinas”, comentó don Fernando. En Planada 2 hay 10 casas y a la pregunta sobre la pérdida de terreno de alguna de las viviendas contestó: “de pronto la casa de doña Sofronia, sería más o menos 3 metros por 13, se corrió la pantalla lo más que se pudo hasta donde dio la topografía”.

Cifra


$2.694.147 es el monto del contrato CP-CO-EAAR-09-2023.

Dato


Según la valla informativa de la obra, estas obras para la mitigación del riesgo de infraestructuras de acueductos beneficiarán a 6.000 personas.

¿Qué opina de estas obras?


Sofronia Rojas - propietaria de terreno

“A nosotros en reuniones que hicimos de la Planada 2, nos dijeron que tenían que indemnizar, que tenía que entrar la lonja a hacer un avalúo y decir qué tanto de la propiedad de cada uno se iban a ejecutar trabajos y por lo tanto había que pagarlo, pero hoy dicen que no van a indemnizar a nadie y yo no he dado la firma para el trabajo”.


Consuelo Paredes - lider Cañaveral

“En 2023 nunca se hizo nada. Ellos llegan con un documento en donde dice expropiación, porque el terreno quedaría como una servidumbre y la gente no ha querido aceptar”.




No hay comentarios