Última hora

Huyó, no habló y fue judicializado


En la tarde del jueves el homicidio del Jefferson Riaño Cortés, el joven de 27 años que fue asesinado en el sector de Punto 30 en la vía Pereira - Armenia conmocionó a toda la ciudad, el tráfico quedó detenido por varias horas y se logró la captura de uno de los presuntos agresores.

 José Gregorio Molina Patiño

En audiencia

Durante la diligencia, el fiscal dio a conocer algunos detalles que en primera instancia no se habían revelado y que siguen siendo materia de investigación, porque si algo quedó claro es que el caso es un total enredo.

Indicó que la víctima se dedicaba a trabajar como transportador informal de pasajeros en su carro KIA Picanto de color gris y placa CUW 503, el jueves recibió una llamada para atender un servicio en el sector de Punto 30, vía a Armenia, el hombre llegó solo, pero cuando le fue a marcar al supuesto pasajero este no respondió y en cambio de otro carro KIA, pero de color blanco, salieron dos hombres que se acercaron, uno de ellos José Gregorio Molina Patiño de 28 años.
Jefferson Riaño Cortés


Se desconocen los detalles pero la víctima por algún motivo salió de su vehículo, mientras José Gregorio se montó en la parte del conductor y justo cuando Jefferson se acercó a la ventana recibió un disparo en la cabeza.

En un video grabado por un testigo, se ve el momento en que la víctima cae al suelo y quien estaba en el carro cierra la puerta del copiloto por donde entró, luego de eso este sujeto trató de escapar, pero debido al trancón, los múltiples testigos y la ayuda de la ciudadanía se logró establecer que llegó hasta la vereda Yarumito donde varias patrullas lo interceptaron con el ‘plan candado’.


Era evidente


José Gregorio se bajó del carro con una herida en la frente, la cual, al parecer se ocasionó en el forcejeó con Jefferson, la camiseta blanca que llevaba tenía muchas manchas de sangre propias y de la víctima, así como la puerta del conductor del carro; tras la inspección técnica realizada por la Sijín al cadáver, estos mismos investigadores revisaron todo el vehículo.



Audiencia

Molina Patiño fue llevado ayer en la tarde ante un juzgado de garantías, allí tras ser legalizada la captura el fiscal argumentó que se trató de un caso de robo, por lo que le imputó los delitos de homicidio y hurto calificado y agravado, pero no los quiso aceptar y el lunes tendrá lugar la audiencia de medida de aseguramiento para decidir si va o no a prisión.


Dato


José Gregorio desde su captura no habló mucho con los investigadores y tampoco con su abogado, se sabe que es natural y residente de La Virginia y que no tenía antecedentes.


Dato


Jefferson por su parte era natural de Pereira, vivía en el barrio Samaria I y trabajaba desde hacía varios meses como conductor informal.

No hay comentarios