Última hora

Fiscalía dijo que hubo tortura y los enviaron a la cárcel

Mitchell Yuliana Flórez, de 26 años y Daniel Ochoa Uribe, de 28 años fueron enviados a prisión después de que la Fiscalía les imputara cargos por tortura en concurso con lesiones personales. La decisión fue tomada durante la audiencia de control de garantías llevada a cabo en el municipio de Santa Rosa de Cabal.




¿Qué pasó?


Los aberrantes hechos salieron a la luz el jueves 25 de enero a las 7:00 de la noche, cuando la abuela de dos niños, de 4 y 5 años, acudió a la policía para denunciar las terribles condiciones a las que estaban siendo sometidos sus nietos en el barrio San Vicente de Santa Rosa de Cabal.

Ante la denuncia, la Seccional de Protección y Servicios Especiales, a través de su Unidad Básica de Investigación Criminal y el Grupo de Infancia y Adolescencia, se desplazaron al lugar junto con funcionarios de la Comisaría de Familia. Al llegar, fueron atendidos por Mitchell Yuliana, madre de los niños, y su pareja Daniel, quien llevaba tan solo 2 meses de relación con la mujer.

La sorpresa y el horror se apoderaron de los agentes al descubrir a los niños en la vivienda. La niña de 5 años presentaba quemaduras provocadas por la estufa y hematomas en diversas partes del cuerpo. El niño de 4 años estaba atado de manos, mostrando signos evidentes de maltrato, el pequeño reveló múltiples hematomas en el rostro y otras partes del cuerpo.

Los niños, al ver a la policía, relataron los horrores a los que eran sometidos diariamente. El niño describió: "Todos los días me pegan, miren mis manos, miren lo que me hizo papá Daniel". La niña explicó que su padrastro la quemó porque se negó a comer, mostrando las lesiones aún frescas durante la intervención policial.


No aceptaron

Mitchell Yuliana Flórez y Daniel Ochoa Uribe no aceptaron los cargos por los delitos de tortura agravada y lesiones personales. Estos fueron enviados a la cárcel La Badea de Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

1 comentario:

  1. Par de porquerías deben pagar una pena bien alta edicho

    ResponderEliminar