Última hora

Sí es de todos, pero no puede tener dueño

Hace dos días llegó una denuncia ciudadana sobre la destrucción de un tramo del sardinel en la calle 14 sobre la vía de acceso a la UTP, en la parte posterior de un parqueadero.

Se observa la parte que se destruyó y originó la denuncia ciudadana.


Para orientar a los ciudadano al respecto, se consultó en la oficina de Control Físico de la Alcaldía, allí Jorge Restrepo, el director de dicha área informó: “Cuando nos enteramos de este tipo de casos se envía un técnico a que realice la visita y observe que hay en contra de la integridad urbanística o daño a la propiedad pública, se busca al responsable y se hace un acta de visita”.

Posteriormente, se hace un traslado de la contravención con base en la Ley 1801 o Código de Convivencia y Seguridad Ciudadana a la oficina de Reparto, en donde lo enviarán al Inspector correspondiente. Este funcionario debe llamar a descargos al contraventor, para verificar si cuenta con los permisos para la ocupación temporal del espacio público y si la respuesta es negativa le ordena restituir como estaba originalmente.

Esta ciudadana se movilizó tranquilamente por ahora.

¿Qué hacer entonces?

“El ciudadano debe dirigirse a Planeación, allí irá a la comisión de Espacio Público en donde aprobarán o negarán la solicitud mediante una resolución, como lo es la Resolución 078, denominada aprovechamiento del espacio público, como ocurrió con los establecimientos de la Circunvalar y posteriormente a través de un contrato de aprovechamiento se les cobra una tasa anual”, indicó el funcionario.

Esta reglamentación abarca cualquier modificación en los andenes frente a las viviendas, por ejemplo las pequeñas rampas para las motos, porque se interrumpen las peatonales y el derecho a la movilidad de las demás personas. Si el ciudadano insiste en hacer la obra sin autorización y sucede un accidente será el responsable por los daños causados.

“Todo el mundo entiende que su casa tiene una fachada, pero esa parte tampoco es privada, es pública. Se le permite la adecuación, decoración y manejo por parte del propietario. Claro que también existe el espacio público de uso privado, como son los antejardines antes del andén”, explicó Restrepo.

Queda entonces la invitación a las autoridades locales a reponer los materiales que el ciudadano de bien invirtió en el arreglo de la fachada ‘pública’ y que fue vandalizada con grafitis.

Dato

De hecho los establecimientos de comercio que deben modificar sus accesos para las personas con movilidad reducida, deben hacerlo de la puerta hacia adentro y no desde el andén.








No hay comentarios