Última hora

Le dispararon debajo del palo de mangos


Ni las autoridades, ni la familia de un joven de apenas 25 años se explican por qué lo atacaron, el caso de sicariato ocurrió durante la noche del domingo justo en la invasión del barrio El Recreo en Cuba; siguen investigando.



¿Qué pasó?

Eran aproximadamente las 8:35 de la noche cuando Jhonny Esteban Osorio Benjumea llegó caminando hasta el Hospital San Joaquín; mientras los galenos lo atendían, llamaron a la Policía Metropolitana y agentes fueron a hablar con el lesionado y con su familia que llegó a los pocos minutos.

Él mismo contó que antes del ataque estaba sentado al lado del palo de mango ubicado en la entrada a su vivienda, el sector permanecía oscuro porque es una invasión y muchos de los vecinos estaban acostados. Se cree que el sicario llegó aprovechando esta ventaja y le disparó a la víctima en varias oportunidades antes de huir por el camino que conduce al barrio Campo Alegre.

Osorio Benjumea al verse lesionado salió corriendo hacia la salida opuesta del barrio y buscó un carro que lo llevara hasta el centro médico; luego de estabilizarlo, los médicos lo remitieron hasta la clínica Los Rosales donde fue internado para una cirugía; por desgracia en horas de la madrugada, cuando ya estaba en la UCI perdió la batalla.



Las unidades del Cuerpo Técnico de Investigaciones fueron las encargadas de realizar la inspección de la escena, esto todavía como una tentativa de homicidio, pero al conocer de su fallecimiento el reporte se tuvo que cambiar; el cuerpo de Jhonny Esteban fue llevado a Medicina Legal y ayer en la tarde fue entregado a sus seres queridos.


La cifra

3 impactos de arma de fuego recibió Osorio Benjumea, uno en el pecho, otro en la cabeza y el último en el brazo izquierdo.


Dato

Las autoridades todavía no conocen la razón de este homicidio ya que Jhonny Esteban no tenía antecedentes.


Su vida


El joven de 25 años, era natural de Palestina (Caldas), había vivido también en Manizales, pero llevaba ya varios años en la capital risaraldense, residía en la invasión del barrio El Recreo junto a su mamá, esposa e hija.




No hay comentarios