Última hora

En el día de velitas asesinaron a un comerciante

Un nuevo episodio de violencia ha sacudido la tranquilidad en Cartago, Valle; un ataque sicarial cobró la vida de Luis Alfonso Correa Roja, de 64 años, propietario del reconocido restaurante El Taita
y dejó herido gravemente a Juan David Ramírez Hincapié, de 52 años, cliente del establecimiento.




¿Qué pasó?

Los hechos ocurrieron al mediodía del jueves 7 de diciembre, en la carrera 3 con calle 3 esquina. Un
sujeto desconocido ingresó armado al restaurante y abrió fuego contra Luis Alfonso, más conocido por
todos como el Taita. En el mismo acto, Juan David, resultó herido. Ambos fueron trasladados de urgencia al Hospital San Juan de Dios, donde el propietario del restaurante llegó sin signos
vitales, mientras que el estado de salud de Juan David Ramírez se mantiene bajo pronóstico reservado.



Funcionarios del CTI de  la fiscalía de Cartago se desplazaron al lugar de los hechos para recoger evidencia y llevar a cabo la correspondiente investigación de este homicidio y tentativa de homicidio. Posteriormente, se trasladaron a la morgue del hospital para la inspección técnica al cadáver de Correa Roja, que presentaba múltiples heridas de bala en diferentes partes del cuerpo y fue trasladado a Medicina Legal para su respectiva necropsia y se espera que el día de hoy sea entregado a sus familiares para darle el último adiós.

Es importante recordar que aproximadamente dos meses atrás, el mismo restaurante fue escenario de
un ataque similar, donde resultó herida la esposa del hoy occiso, quien recibió disparos en una de sus manos y aún no se ha recuperado completamente.

La noticia de la muerte de este reconocido comerciante ha impactado a la comunidad, y las autoridades
están investigando si existe algún grupo en Cartago que esté extorsionando a los comerciantes. Hace unos meses, sicarios mataron al propietario del restaurante de razón social El Taita en condiciones similares, lo que aumenta la preocupación en la ciudad.

Dato
Luis Alfonso vivía con su familia en el barrio Collarejo y era dueño del restaurante donde ocurrieron
los hechos.

No hay comentarios