Última hora

Le robaron el celular a una niña de 14 años

De un canazo se salvaron dos jóvenes de 24 años y de 21 años de edad, más no de la golpiza que recibieron por parte de la comunidad, estos le robaron a una niña de 14 años. A uno de ellos lo mandaron para el hospital y aún sigue internado.




¿Qué pasó?

Los hechos ocurrieron el lunes a las 4:40 de la tarde en el barrio La Paz de Pereira. Una menor de 14 años se desplazaba con su tía y su prima en un bus intermunicipal que habían abordado en la Terminal de Transportes de Pereira y al pasar por la Avenida Ferrocarril con carrera 11, cuando el bus que cubría la ruta Pereira-La Rochela Caldas, disminuyó la velocidad, momento que aprovechó Omar José Suárez y por la ventana del bus ingresó medio cuerpo, intentó quitarle el bolso y le arrebató el celular avaluado en 2 millones 680 mil pesos a la menor que lo tenía en sus manos, cruzó la calle y se lo pasó a Mario Alejandro Toledo, para asegurar el producto hurtado.

La víctima observó cómo estos se pasaron el celular entre sí y salieron corriendo, la menor se bajó del bus y empezó a gritar que la habían robado, que lo cogieran y es así como la comunidad salió detrás de ellos.

El cuadrante seis de la policía estaba en el sector del Victoria y al recibir la información a través del radio, los agentes se desplazaron de inmediato al lugar, al llegar observaron una aglomeración que estaba golpeando a dos hombres con palos, machetes, puños y patadas, gracias a la rápida reacción lograron intervenir con el fin de salvaguardar la integridad de estos jóvenes y solicitaron apoyo policial.

En el lugar, una mujer les manifestó que era la tía de la menor afectada, que le habían hurtado el celular iPhone 14 y que iban a instaurar la respectiva denuncia ante la fiscalía. Los hoy investigados fueron trasladados al hospital San Jorge para ser valorados, allí le suturaron una herida a Mario Alejandro, mientras que Omar José, está hospitalizado y bajo observación médica.


La audiencia


La Fiscalía les imputó el delito de hurto agravado, cargos que solo aceptó Omar. El ente acusador no pidió medida de aseguramiento en centro carcelario y el juez de control de garantías los dejó en libertad, a la espera que avance el proceso contra ellos.


Dato


Mario Alejandro es natural de Caracas, Venezuela, desempleado y vive en la Avenida Ferrocarril y Omar también es natural de Venezuela, soltero y trabaja en una chatarrería y no aportó residencia fija.



Cifras


4 años es la pena mínima a pagar por este delito



No hay comentarios