Última hora

Asesinado en zona de rumba


No alcanza la comunidad de Cartago a disfrutar de un poco de tranquilidad por la disminución de los homicidios, cuando de nuevo, la sangre corre por sus calles, dejando un rastro de dolor en las familias.



La madrugada del domingo 15 de octubre, la muerte llegó al barrio San Jerónimo, sector de la variante, donde funcionan varios establecimientos de diversión nocturna como bares y discotecas. Juan Alejandro Vivas Cardona estaba allí con amigos, y al parecer, delincuentes esperaban a que este saliera a tomar un poco de aire o emprendiera camino a casa para caerle a disparos.

En efecto, el joven permaneció en las afueras de los bares un buen rato y fue la oportunidad que tuvieron los sicarios para atacarlo y huir sin dejar rastro.

Quienes estaban en el lugar hicieron todo lo que pudieron para evitar la muerte de este pelao de 23 años y de forma rápida lo llevaron al hospital San Juan de Dios, pero las lesiones eran muy graves y allí sabían que requería atención especializada. Poco tiempo pasó antes de que fuera remitido a Megacentro Pinares en Pereira, pero ni allí pudieron prolongarle más la vida.



Ayer la familia reclamó el cuerpo en Medicina Legal y hoy será despedido en su tierra natal.


Dato


Se desconocen las causas del atentado criminal, lo único cierto es que Cartago tiene una baja tasa de esclarecimiento de hechos violentos.





No hay comentarios