Última hora

Por una moneda casi lo mata


En pleno centro de la ciudad de Pereira un hombre de 34 años de edad casi mata a otro por intolerancia, aunque el hecho puede ser calificado como una alerta sobre la inseguridad y el aumento en ciertas zonas de habitantes en condición de calle.



¿Qué pasó?

Sobre las 8:00 de la noche del Yeimar Leandro Martinez Mosquera de 31 años llegó al Parque Olaya de la capital risaraldense con su hermano para departir un rato, allí conversaron un poco cuando llegó un habitante en condición de calle identificado como Alejandro Cifuentes Correa de 34, quien les pidió una moneda, pero estos se negaron.

A los pocos minutos los hermanos salieron con destino a la tienda Ara que queda cerca y allí compraron algunos víveres, pero cuando ya iban a pasar de nuevo por el parque y estaban cerca de una de las estaciones del Megabús volvió Alejandro a abordarlos para pedirles una moneda, a la cual se negaron nuevamente.



Una sola agresión

Yeimar Leandro siguió caminando con su familiar y varios metros más adelante sintió que alguien lo golpeó en la espalda, al voltearse vio que se trataba del habitante en condición de calle y ambos se fueron a los puños con este sujeto sin saber que en ese golpe lo había lesionado.

Una guarda de seguridad de la zona llamó a la Policía Metropolitana y los uniformados lograron capturar Cifuentes Correa mientras que se daban cuenta de la sangre y llevaban a la víctima al hospital San Jorge de Pereira, allí los médicos tuvieron que someter a una cirugía a Martínez Mosquera ya que la herida le filtró aire al espacio entre los pulmones y es mortal si no se atiende.


Audiencia

Frente al Juzgado Segundo de Control de Garantías la Fiscalía URI le imputó a Alejandro el delito de tentativa de homicidio agravada, pero este no aceptó el cargo y si bien el ente acusador pidió domiciliaria tuvo que imponerse medida de aseguramiento en centro carcelario ya que al ser habitante de calle no tiene arraigo en ningún lado.


La cifra


1 sola puñalada casi mata a Yeimar Leandro.


Dato

Cuando llegaron los uniformados el presunto agresor tiró el cuchillo, pero la acción fue vista por los oficiales.


No hay comentarios