Última hora

Damnificados por todos lados


Tras los dos vendavales que azotaron a la capital risaraldense y al municipio de Dosquebradas en la tarde del miércoles los estragos siguen siendo evidentes, las autoridades continuaron todo el día de ayer realizando atenciones en zonas afectadas por las tormentas y no se ha logrado determinar el número total de damnificados en Pereira.



Uno tras otro

Entre el mediodía y las 8:00 de la noche del miércoles 13 de septiembre dos tormentas azotaron el área metropolitana, la primera que afectó gran parte de Cuba y que tuvo granizada incluida hizo algunos daños como el árbol en la Villa que le cayó a un taxi y la caída de varias cuerdas eléctricas en la 30 de Agosto que provocaron el incendio de dos vehículos.

Muchas personas pensaron que lo peor ya había pasado porque incluso el cielo se despejó de nuevo, pero pasadas unas horas ya sobre las 5:00 de la tarde las nubes grises se asomaron de nuevo por el cielo y empezó a caer unas cuantas gotas, una llovizna que se convirtió en el vendaval que todos vivieron.



Sin energía

La energía empezó a irse en varios puntos de la ciudad, incluido el sistema de MegaCable que en ese momento estaba en una de sus horas pico, por lo que casi todas las cabinas que subían desde el centro a las demás estaciones estaban repletas y las colas eran largas; cuando el sistema se paró se usaron las plantas de emergencia y evacuaron a todos, pero en todo el día no se logró retomar la operación.

Al mismo tiempo la mitad de la ciudad de Pereira se quedó sin fluido eléctrico, de paso también sin señal de celular, por lo que las comunicaciones estuvieron muy lentas y las llamadas a los organismos de socorro empezaron a aumentar después de las 8:00 de la noche que volvió la electricidad en gran parte de la ciudad.



Los estragos


En las más de dos horas que duró el segundo vendaval se destecharon decenas de viviendas en casi todos los puntos de las ciudades como por ejemplo los barrios Japón, La Esneda, Los Reyes, inquilinos, El Balso, La Macarena, La Playita, La Graciela en Dosquebradas y en Pereira la comuna Villa Santana, toda la avenida del Río, barrios Cortéz, Leningrado, El Triunfo, Hacienda Cuba, Plumón Alto y Bajo, entre otros.

Los árboles que cayeron producto de los fuertes vientos taparon algunas vías y dejaron una persona atrapada en Pinares, además de que el corto de energía dejó otra persona atrapada en un ascensor del sector de Batará y muchas caídas de cuerdas en las vías que amenazaban con electrocutar a cualquiera que pasara por allí.

 

La cifra

123 viviendas al cierre de esta edición habían reportado destechamiento, 57 en Pereira y 66 en Dosquebradas.


Dato

Tres instituciones educativas, así como la cárcel de mujeres de La Badea también sufrieron grandes afectaciones.


Dato


El Cuerpo de Bomberos de Pereira realizó durante todo el día atenciones en viviendas que se quedaron sin techo, sobre las 7:00 de la noche aún no habían acabado todas las llamadas de emergencia.


Organismos de socorro

Los principales héroes de esta emergencia fueron los dos Cuerpos de Bomberos de ambas ciudades, los cuales llegaron a cada punto donde hubo emergencia y la Dirección de Gestión del Riesgo de Pereira y Dosquebradas ahora tiene la titánica tarea de acompañar a los damnificados.


Jhon Jairo Gonzalez - Damnificado

“Se vinieron unas bolas de viento y cogió la casa y traqueo todo eso para abajo para la cañada, todo se mojó, tumbó toda la cocina y quedamos en la inopia” 3145508857


Melisa Marín - Damnificada

“Fue horrible, la tejas se me alzaron todas, la pared de atrás se me dañó, el baño también y los colchones quedaron mojados” 3226258243


Andrea Milena Jiménez - Damnificada


“Eso fue impresionante, el techo se embombaba como intentandose ir todo, cuando menos pensé el viento voló toda la parte de atrás, no se donde cayeron las tejas y todo se mojó” 3127027260


Ancizar García Santa - Damnificado

“Todo se mojó, todo se inundó desde la terraza, tengo que agradecerle mucho a los bomberos que ayer estuvieron acá y nos prestaron el auxilio”.

No hay comentarios