Última hora

En Carbonero II buscan prevenir



Una preocupación diaria enfrentan al menos 80 familias del barrio Carbonero II, quienes llevan habitando este sector por al menos 20 años, pero el problema no existía por ese entonces de un momento a otro el terreno empezó a derrumbarse por el choque de los bancos de agua.

Aquí se evidencia la socavación de la quebrada Agua Azul.


Se le consultó al líder Ferney Piedrahíta, si esta queja tiene antecedentes en la administración municipal de Dosquebradas, y respondió: “claro, derechos de petición y hemos ido a los entes reguladores y nos dicen que ya está en proyecto, el proyecto y el proyecto. Pero en este momento con la inminencia de la situación de riesgo, mientras lo aprueban ¿qué hacemos?”.


La Diger Dosquebradas tiene conocimiento de este problema, asegura el peticionario, se trató de constatar esta situación con la directora del organismo Luz Adriana Mejía y no se pudo ni vía telefónica, ni por whatsapp. “Con la Diger es muy lento y necesitamos una solución más pronta, que sí la hay. mientras se agiliza el proyecto de los muros de contención y es devolver el curso original al río, por medio de maquinaria indicada sin hacer daño al ecosistema”, explica Piedrahíta.


En la orilla está construída una congregación cristiana, cuya estructura ya presenta una grieta, en ese lugar se reúnen dos veces por semana entre 100 y 150 personas. La casa de enseguida también está afectada. “Es ante todo un llamado de atención, porque la Diger no ha visitado el problema, todo ha sido por radicados”, puntalizó el líder.

La comunidad debió señalizar para evitar que sobre todo los niños pisaran terreno inestable.



¿Qué sabe del problema?

Ferney Piedrahíta Morales, líder de la comunidad.

“El agua empezó a dar fuerte contra la tierra, porque los areneros han modificado el curso de la quebrada Agua Azul a su paso por este sector. El asunto está en que ellos derivan su sustento de esa actividad desde mucho antes que se construyera el barrio”.

No hay comentarios