Última hora

Entre vecinos le quitaron la vida



Los familiares del joven de 22 años que fue asesinado, presuntamente por sus vecinos en el barrio Los Laureles, quieren que este terrible hecho no quede en la impunidad; durante la noche del martes los médicos que lo atendían le declararon muerte cerebral.



Lo estaban esperando

Daniel Alejandro Londoño Quintero salió de su casa en la manzana 3 del barrio sobre las 5:50 de la mañana del lunes 3 de abril, iba camino al paradero de buses para acompañar a su esposa que se dirigía al trabajo; camino a casa fue alcanzado por dos vecinos que al parecer lo esperaban para atacarlo.

Pensando que la lesiones recibidas eran algo superficial, se fue para la casa, pero empezó empeorar: vomitó en el patio y salió de allí camino a tomar un carro a la Clínica Los Rosales; ingresó al centro médico sobre las 7:05 de la mañana y los galenos llamaron a las autoridades; Daniel Alejandro alcanzó a llamar a hablar con su esposa y con la policía, narró lo sucedido y describió a los agresores, con quienes ya había tenido un altercado.

Durante la cirugía, Lodoño Quintero se complicó ya que le dio un paro respiratorio, y cuando salió fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos, allí permaneció hasta la noche del martes cuando los médicos en su revisión vieron que no tenía actividad cerebral, al parecer durante el procedimiento su cerebro se quedó sin oxígeno.


Antes

Al parecer, días antes, cuando caminaba por el barrio con su compañera sentimental, un adulto mayor le dijo piropos a ella, cosa que no le gustó a Daniel Alejandro por lo que le hizo el reclamo y empezaron una discusión; luego el hijo de este hombre salió a defender a su padre y en medio de la disputa le dijo: ‘no duras ni una semana’ a manera de amenaza.



Dato

La familia del joven tuvo que acudir al subsidio funerario de la alcaldía y en este momento están recolectando el dinero restante.


Su vida

Daniel Alejandro era natural de Pereira, pero vivió toda su vida en Dosquebradas, hace un año se había mudado a Los Laureles con su esposa y sus dos pequeñas hijas de 4 y 7 años de edad, él era el menor de dos hermanos y trabajaba en un restaurante de la avenida Circunvalar.


Dato

Por ser Semana Santa la familia no podrá hacer su velación antes del Sábado Santo con la funeraria la Aurora, por el momento el cuerpo del joven sigue en Medicina Legal.


Nelly Montaño - Madre de Daniel Alejandro

“Quiero que la muerte de mi hijo no quede impune, si tenían un problema por qué no hablaron con él, por qué tenían que ir entre dos y darle la puñalada sin poderse defender, y que la persona que hizo esto que la encierren, mi hijo era un niño y tenía dos hijas, me duele mucho que me lo hayan matado de esa manera”


La cifra

1 puñalada en la espalda que le perforó el pulmón le quitó la vida al joven.

No hay comentarios