Última hora

Gaula descubrió que era un autosecuestro

¿Imagina usted cuál podría ser su angustia al enterarse que un hijo está secuestrado? Con seguridad sería uno de los momentos más terribles de toda su vida. Pues a un joven, con una mente muy retorcida se le ocurrió hacer sufrir a su familia haciéndose pasar como víctima de un secuestro, y en este plan macabro involucró a uno de sus mejores amigos. Ahora los dos afrontan un proceso que los llevará a pasar varios años en la cárcel.



Los protagonistas de esta historia son Sebastián Angulo Zapata y Jhon Geimar Zuluaga Restrepo, de oficio barbero.

La mentira

La pareja sentimental de Sebastián Angulo Zapata recibió las primeras llamadas y mensajes por Whatsapp el jueves 10 de septiembre, por parte de un desconocido que aseguraba tener secuestrado al hombre y pedía 8 millones de pesos para no hacerle daño y liberarlo.

La mujer, sin tener el dinero ni saber qué hacer, llamó al padre de Sebastián y lo puso al tanto de lo que pasaba; con este, el delincuente siguió negociando al rescate y acordaron un pago de 3 millones 800 mil pesos, suma que debía de ser entregada a un hombre conocido como el Mono, es decir Jhon Geimar Zuluaga Restrepo, que era una persona de confianza.

El pago del rescate debería hacerse el sábado 12 de septiembre a las 3:30 de la tarde en las afueras de un centro comercial de la calle 18 con carrera 10.

El padre de Sebastián acudió al Gaula de la Policía para denunciar el supuesto secuestro y los investigadores de inmediato sospecharon que se trataba de un autosecuestro para sacarles plata al padre y a la novia.

La entrega

El plan de entrega del dinero siguió adelante, con la asesoría del Gaula de la policía. En cercanías a la calle 18 con carrera 10, los uniformados descubrieron que la supuesta víctima estaba escondida esperando a que su amigo Jhon Geimar Zuluaga Restrepo reclamara la plata y de esta forma fueron detenidos los dos.

La audiencia

La Fiscalía 5 Especializada del Gaula les imputó a los dos hombres de 22 y 25 años de edad, el delito de tentativa de extorsión agravada cargos que ambos aceptaron y el delegado de la fiscalía pidió medida de aseguramiento en centro carcelario y el juez del municipio de Santuario solo se la otorgó para Sebastián y dejó en libertada Jhon Geimar y ahora ambos están a la espera de recibir la condena.

Datos

  • Se conoció que Sebastián días antes empeñó la moto de su novia por $2 millones y ante la imposibilidad de recuperarla, ideó el autosecuestro para conseguir el dinero que necesitaba y sacar la moto de la prendería.

  • Jhon Geimar es el mejor amigo de Sebastián y ante la captura le reclamó al joven por haberlo metido en semejante problema.

No hay comentarios