Última hora

Padre, hija y tía entre las víctimas fatales

Dolor, angustia, llanto e impotencia se vivió en la mañana de ayer en el barrio La Esneda del municipio de Dosquebradas, ante el derrumbe que se registró y que dejó a tres personas muertas, integrantes de una misma familia.




¿Qué pasó?


A las autoridades policiales les reportaron aproximadamente las 9:30 de la mañana que debido a las fuertes lluvias registradas en las últimas horas, se presentó un deslizamiento de tierra sobre las últimas casas de la manzana K, donde había varias personas atrapadas.

Los equipos de rescate, incluyendo a los Bomberos de Dosquebradas, Pereira, Santa Rosa de Cabal, la Defensa Civil y el grupo de la Policía, Ponalsar, unieron sus esfuerzos para liberar a las personas atrapadas bajo los escombros de tres viviendas devastadas por el alud. La frustración se vio reflejada en los rostros de los rescatistas al descubrir que una niña de tan solo 12 años, Tania Alejandra Bustamante Mosquera, a quien inicialmente creyeron viva, ya no tenía signos vitales.
 

La tragedia se ensañaba aún más con la familia Bustamante Mosquera, ya que el padre, Nelson Bustamante, de 57 años, que fue rescatado vivo, camino al Hospital San Jorge de Pereira dejó de respirar y los esfuerzos por reanimarlo fueron infructuosos.

 



La lluvia persistía implacable y entre los comentarios de la comunidad aún se escuchaba el nombre de Diyireth Mosquera Calle, una joven de 19 años, tía de Tania que también estaba dentro de la vivienda cuando se desprendieron toneladas de tierra desde lo alto de la montaña. Durante el mediodía, las labores de rescate se vieron interrumpidas durante unas horas debido a la debilidad del terreno y la amenaza latente de otro deslizamiento.

Las rocas seguían cayendo, aumentando la tensión y el temor. Finalmente, con el incansable esfuerzo de los organismos de socorro y la maquinaria amarilla removiendo la tierra, lograron rescatarla alrededor de las 5:00 de la tarde, como muchos ya lo preveían, Diyireth falleció en el mismo barrio donde había vivido.



El grupo de criminalística del CTI de la Fiscalía llevó a cabo la inspección técnica de los cuerpos de las víctimas. Posteriormente, los cadáveres fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Pereira para realizar las respectivas necropsias.



Los lesionados


A pesar de la tragedia que envolvió al barrio La Esneda de Dosquebradas, hubo un destello de esperanza: cuatro personas heridas, incluida la madre de la pequeña Tania y tres menores más, fueron rescatadas con vida de entre los escombros. Rápidamente, fueron trasladadas al Hospital San Jorge para recibir atención médica urgente.

Los heridos que actualmente se encuentran en el Hospital San Jorge son Miguel Ángel Hidalgo Mosquera, de 14 años; Shaira Andrea Mosquera Calle, de 12 años, y Andrés Mateo Mosquera Calle, de 7 años. Afortunadamente, los tres menores se encuentran estables y conscientes. Shaira presenta un trauma en la rodilla izquierda, mientras que Andrés Mateo sufre un trauma craneoencefálico y una herida en el cuero cabelludo. Andrés Mateo ha sido sometido a varios exámenes para descartar fracturas y lesiones internas, ya que no recuerda lo sucedido.








No hay comentarios