Última hora

¡Sangre en Semana Santa!

La Semana Santa es por tradición tiempo de paz y reflexión, pero esta vez se vio empañada por la violencia en el Área Metropolitana de Pereira, desde Dosquebradas pasando por la capital, cuatro homicidios se registraron en la región, lo que marca un contraste doloroso con la relativa calma del año 2023, cuando sólo se reportó un solo homicidio en la Semana Mayor.




¿Qué pasó?


En medio de una rueda de prensa realizada en la mañana del lunes 1 de marzo en las instalaciones del comando de la Policía Metropolitana de Pereira la coronel Rut Alexandra Diaz, comandante de la Policía Metropolitana de Pereira y el secretario de Gobierno de Pereira Jorge Mario Trejos entregaron un positivo balance en materia de seguridad en la Semana Santa en la zona céntrica de la ciudad, sin hurtos en templos religiosos, el buen comportamiento de la ciudadanía, el despliegue de uniformados en el centro de la ciudad y una de las autoridades locales resaltó que no hubo hechos de sangre, sin embargo no todo fue tan positivo.


“Queremos decir que ha sido una Semana Santa totalmente tranquila, no tuvimos ni un solo hecho en materia de violencia que causara la pérdida de una vida humana en la ciudad de Pereira, un indicador que definitivamente nos garantiza que estamos atravesando por un tema de seguridad en materia delitos contra la vida, afirmó el secretario de Gobierno de Pereira.


La coronel Alexandra Díaz, representante de la Policía Nacional y el Área Metropolitana de Pereira, ha expresado la importancia de brindar un parte de tranquilidad a todos los ciudadanos en relación a los exitosos resultados obtenidos durante la Semana Mayor en materia de operatividad policial y vigilancia.

Díaz destacó los logros alcanzados en diversas áreas, incluyendo el control en la venta de pescado y la incautación de drogas ilícitas. Sin embargo, resaltó que uno de los mayores desafíos fue el aumento de riñas motivadas por la intolerancia y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

En Pereira


Sin embargo, los eventos ocurridos en las calles pintaron un cuadro mucho más sombrío. En el corregimiento de Puerto Caldas de Pereira, el Jueves Santo a las 9:00 de la noche Cristian David Hernández Marín, un joven de apenas 20 años, fue brutalmente asesinado en el barrio Las Camelias, mientras intentaba comprar unas salchipapas. Dos individuos a bordo de una motocicleta le arrebataron la vida a tiros, dejando también a un ciudadano inocente herido en medio del caos. La escena recogida por el grupo de criminalística de la Sijín, reveló el horror del crimen con 19 vainillas de bala esparcidas en la vía y dos proyectiles.



Frente a este homicidio la coronel Ruth Alexandra manifestó que fue un homicidio que esta persona no era residente del corregimiento de Puerto Caldas, que obedece a factores que están siendo investigados por la autoridad competente y que fue un hecho que se dió por una acción de un tercero que fue citado a Puerto Caldas y que son factores que muy seguramente no podían controlar con una acción de previa intención que se realizó antes de la ejecución del evento, es decir, no se pudo evitar ya que según las investigaciones a la víctima la habrían citado allí para asesinarla. Sin embargo, la pregunta que se hace es ¿dónde estaba la reacción de la Policía? Una balacera de esta magnitud deja semejante cantidad de vainillas en vía pública y que como pasa en la mayoría de las veces no hubo personas detenidas.



Por Dosquebradas



La violencia no se limitó a Pereira. En la Ciudad Industrial, el horror se hizo aún más tangible. El jueves 28 de marzo en el barrio La Floresta del municipio de Dosquebradas hallaron muertas a dos mujeres, madre e hija, Luz Elena Melan Gaviria de 55 años y Katerine González Melan de 29 años, quienes fueron estranguladas por Steven Valencia Castro, compañero sentimental de la joven, quien luego se entregó ante las autoridades judiciales y está privado de la libertad por feminicidio agravado y homicidio agravado.




Y para cerrar el oscuro capítulo de esta Semana Santa, en el sector de la Macarena de Dosquebradas, Alexander Raigosa Serna, administrador de un restaurante reconocido, fue víctima de un ataque a tiros que acabó con su vida a las 10:00 de la noche del domingo de resurrección 31 de marzo.




En resumen, esta Semana de Pasión en el Área Metropolitana de Pereira deja un rastro de sangre. Mientras las autoridades resaltan los aspectos positivos, si hubo hechos violentos de los cuales solo se logró esclarecer el doble homicidio, los dos demás hechos de sicariato aún son materia de investigación de las autoridades judiciales.









No hay comentarios