Última hora

Cogieron a los que vendían la marihuana

Los recientes cambios implementados en la seccional Fiscalía de Risaralda, bajo el liderazgo de César Bolaños Saldarriga, han empezado a rendir frutos tangibles en términos de eficacia operativa, especialmente en áreas críticas como el municipio de Dosquebradas. En este contexto, donde el consumo y tráfico de estupefacientes han representado un desafío significativo, la Fiscalía ha intensificado sus esfuerzos, siguiendo las directrices de la Dirección Nacional. El enfoque se centra en desarticular las bandas delincuenciales con una atención especial en lo territorial y lo que repercute directamente en la vida cotidiana de los ciudadanos.




La lucha contra el tráfico de estupefacientes se ha convertido en una prioridad, se evidencia el compromiso de las autoridades por garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad. En una destacada acción, el CTI de la Fiscalía y la Sijín lograron atacar la comercialización de drogas en el barrio Los Naranjos.


¿Qué pasó?


La Fiscalía 31 Especializada en colaboración con la Policía Judicial recibieron información crucial de una fuente humana. Así mismo, una publicación en redes sociales en la que mencionan que en Dosquebradas se registraban temas de inseguridad y proliferaba la persona en condición de calle.

Tras una meticulosa investigación que involucró la participación de un agente encubierto, la realización de vigilancia y seguimiento a personas, y actividades, se logró evidenciar la actividad delictiva en el barrio Los Naranjos desde noviembre de 2023. Se descubrió que Juan Sebastián Muñoz Bustamante de 18 años, junto con Juan José Castro Giraldo y Miguel Ángel Montoya Castro, ambos de 19 años, así como Juan Camilo Montoya de 21 años, Jimmy Anderson Betancur Villada de 30 años y una menor de 17 años, estaban involucrados en la venta y comercialización de marihuana.

Esta actividad ilegal se llevaba a cabo tanto en el parque principal del barrio como en las cercanías de la institución educativa Juan Manuel González y estaba dirigida principalmente a consumidores en situación de calle y otros.


Además, durante las labores de investigación, se descubrió que los detenidos almacenaban la sustancia ilícita en los tubos de los juegos infantiles y debajo del tapete de la cancha sintética, lugares frecuentados por niños y adolescentes del sector.


Este método les permitía evadir a las autoridades judiciales y evitar que confiscaran la droga, así como ser detenidos. Los hoy detenidos involucrados llevaban a cabo la venta de manera descarada, no seguían un horario específico y lo hacían a plena luz del día, sin importar la presencia de menores ni el desarrollo de actividades deportivas.


Esta flagrante actividad ilegal representa un grave riesgo para la comunidad, especialmente para los jóvenes del área. Además, se pudo observar cómo los implicados instrumentalizaban a menores de edad para estas actividades delictivas, incluso utilizaron a una menor para la venta de drogas. Este preocupante hallazgo motivó el inicio de una investigación exhaustiva por parte de las autoridades competentes con el objetivo de abordar este problema.




La audiencia

La Fiscalía les imputó el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes bajo la modalidad de vender y a Juan Camilo Montoya Castro, le imputó uno más, el de utilización de menores de edad para la comisión de delitos, cargos que ninguno aceptó y el Juzgado Segundo Penal Municipal con función de control de garantías de Dosquebradas suspendió la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento para el día lunes 8 de abril.



Las capturas

El pasado jueves 4 de abril, la policía judicial llevó a cabo la ejecución de cinco órdenes de captura, como también la aprehensión de un menor, todas ellas emitidas por el Juzgado Primero Penal Municipal con función de control de garantías de Dosquebradas. Estas detenciones se realizaron en plena vía pública, específicamente en los barrios Los Naranjos y San Diego del municipio de Dosquebradas.







No hay comentarios