Última hora

Asesinaron a un joven administrador


Las autoridades tienen entre manos una gran tarea, esclarecer el último hecho de sangre del municipio industrial, en el que la víctima fue un joven trabajador, amable y responsable de apenas 23 años. Sus allegados, compañeros de trabajo y familiares todavía no se explican por qué atentaron contra su vida.



¿Qué pasó?


El domingo 31 de marzo, en el barrio La Macarena de Dosquebradas, justo frente a la empresa de envíos Servientrega, los empleados de uno de los restaurantes que funcionan allí realizaban el cierre. Eran alrededor de las 10:00 de la noche, ya no había clientes, solo quedaba John Alexander Raigosa Serna, administrador del establecimiento y sus compañeros de trabajo.

El joven estaba en la entrada y organizaba la papelería, mientras que los demás terminaban la limpieza en la cocina, de repente un sujeto entró al establecimiento y sin mediar palabra alguna o dar tiempo a que John Alexander se diera vuelta para decirle que no había servicio, sacó un arma de fuego y le disparó antes de salir corriendo.



Nada que hacer

Cuando los trabajadores del restaurante salieron, no alcanzaron a ver en qué dirección se fue el agresor, en cambio encontraron a Raigosa Serna tirado en el piso con un disparo en la espalda, así que llamaron a la Policía y al mismo tiempo corrieron a llevarlo al Hospital de Santa Mónica. Por desgracia, cuando ingresaron a urgencias, la víctima estaba muy delicada y falleció a los pocos minutos mientras recibía atención médica.

Las autoridades ya estaban en el restaurante y al enterarse del deceso del joven, acordonaron la zona y llamaron al Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI). Los criminalistas registraron la entrada del restaurante, tomaron las entrevistas de los testigos y luego fueron a hacer la inspección del cadáver, que permanecía en el centro médico, para llevarlo a Medicina Legal.



¿Quién era John Alexander?


El joven, natural de la capital risaraldense, estudió Administración de Empresas en la Universidad Libre. Había trabajado en un call center bilingüe para pagar sus estudios, llevaba varios meses administrando el restaurante donde ocurrieron los hechos. Era residente del barrio Valher de Dosquebradas y quienes lo conocieron lo describen como una persona trabajadora, un buen compañero, alegre y muy inteligente.


La cifra


4 impactos de arma de fuego sonaron esa noche en el restaurante, uno le quitó la vida a John Alexander y fue en el lado izquierdo de la espalda.


Dato


Hasta el momento se desconoce por qué querían hacerle daño a la víctima, así que no existen hipótesis sobre los móviles, porque tampoco contaba con anotaciones judiciales.







No hay comentarios