Última hora

Van a misa y se quedan a robar


En el barrio Santa Isabel de Dosquebradas se vivió una noche aterradora al saber que la parroquia San Marcos Evangelista había sido nuevamente objetivo de los ladrones, aunque lo más grave es que el querido sacerdote resultó lesionado por los delincuentes que querían hacerse al dinero de los diezmos de esa noche.



Los hechos


A la misa de 6:00 de la tarde los viernes van muchas personas, nadie sabía que tres ladrones fueron a escuchar la prédica e incluso a diezmar antes de poner en marcha su plan; el padre Nelson Duque Marín, quien lleva varios años con la comunidad se percató de que no se querían ir, por lo que se fue corriendo a la oficina de la casa cural y cerró.

Los tres hombres se fueron a tumbar la puerta y en esos pocos segundos el párroco le avisó a una vecina que tiene como contacto de emergencia, los sujetos entraron, lo amenazaron con dos armas de fuego para que les entregaran todo y le propinaron tres cachazos en la cabeza al religioso antes de escuchar que alguien activó una alarma en toda la cuadra.

Los tres sujetos salieron corriendo del sitio y saltaron la reja de la iglesia, aunque uno de ellos, un joven de 28 años, natural de Medellín, quedó enganchado de la ropa. Integrantes de la comunidad lo bajaron y le propinaron una paliza hasta que llegó la Policía. Al sacerdote Nelson lo llevaron al Hospital de Santa Mónica y los uniformados trasladaron al ladrón para ser atendido por los golpes; por fortuna las lesiones de ninguno de los dos fueron de gravedad.



Un testigo


En cercanías a la iglesia había un conductor informal estacionado, este fue contratado para esperar a cuatro hombres, uno de ellos el capturado; el chofer les contó a las autoridades todo lo que sabía, ya que no estaba de acuerdo, no quería meterse en problemas y no tenía idea alguna de cuál era el fin de estas personas en la ciudad.

El mismo viernes, alrededor de las 10:30 de la mañana, él recibió una orden por la aplicación que maneja para la Terminal de Transportes, allí recogió a cuatro jóvenes con acento paisa quienes le pidieron llevarlos a un hotel del centro de la ciudad, se quedaron con el número y más tarde lo llamaron para que los llevara al barrio Santa Isabel y que los esperara mientras comían; cuando pasó toda la situación él se fue a mirar al ladrón y lo reconoció.



La cifra


3 cachazos en la cabeza recibió el párroco, perdió mucha sangre.


Dato
La Diócesis de Pereira se manifestó al respecto y confirmó el estado de salud del sacerdote, así como que no fueron disparos.

Dato


Según los vecinos los otros implicados dieron dos disparos al aire para que nadie los persiguiera.


No es la primera vez


El padre Nelson ya había sido víctimas de ladrones en el 2021, se le habían metido a la casa cural en 2012 y no debemos olvidar que en abril del 2022 la iglesia resultó muy afectada por un incendio del cual ya se recuperó.


Capturado


Al cierre de esta edición la audiencia del detenido no se había logrado ya que seguía siendo atendido por las lesiones que recibió por parte de la comunidad, lo que sí se sabe es que tiene anotaciones por los delitos de violencia intrafamiliar, estafa, lesiones personales y tráfico de estupefacientes.






No hay comentarios