Última hora

Apareció, pero muerto

La familia de Yefferson David González Narváez esperaba que su ser amado apareciera con vida, sin embargo, la angustia terminó en dolor, luego de que el grupo de desaparecidos del CTI de la fiscalía ubicara su cuerpo en la finca Casablanca, sector de la Circunvalar de Pereira.





¿Qué pasó?


El hallazgo tuvo lugar a las 6:00 de la tarde del jueves. Un ciudadano encontró las pertenencias del joven en una zona boscosa, este informó a la familia, que a su vez se comunicó con los investigadores. Con la información proporcionada, el grupo de desaparecidos del CTI se trasladó al lugar y, tras un barrido en la zona, descubrieron el cuerpo de Yefferson en avanzado estado de descomposición. Aunque no era posible determinar visualmente las heridas o la forma de su muerte, la identificación se realizó mediante los documentos de identidad que aún portaba.

El grupo de criminalística del CTI de la fiscalía llevó a cabo la inspección técnica al cadáver, que posteriormente fue trasladado a Medicina Legal de Pereira para realizar la correspondiente necropsia y establecer las causas de su fallecimiento.




Desaparecido


La familia de Yefferson, residente del barrio Villavicencio de Pereira, reportó su desaparición el domingo 28 de enero, cuando salió de su hogar en horas de la tarde y no regresó. Angustiados, intentaron comunicarse con él, pero su celular permanecía apagado. Después de las 72 horas reglamentarias, instauraron la denuncia ante la Fiscalía como desaparecido.

Amigos y familiares lo describen como una persona alegre, amiguera, de buen corazón, padre ejemplar, trabajador y tranquilo, sin antecedentes de problemas o conflictos con otros y esperan respuestas sobre las circunstancias que rodearon la muerte de Yefferson González Narváez.



Su vida

Yefferson, de 22 años, era natural de Pereira, vivía con su compañera sentimental, era padre de un niño menor de edad, tenía cuatro hermanos y trabajaba en una empresa de fabricación y ensamblaje de buses.










No hay comentarios