Última hora

Agresiva intervención contra los habitantes del Bohío

Liliana Cardona Marín

La noche del 12 de febrero no tuvo fin para al menos 100 personas de este sector de Dosquebradas, quienes a las 9:00 p.m., fueron alertados de un proceso que empezaría a las 3:00 a.m. En el periodismo hay momentos en que separar al sujeto informador de la cosa informada se vuelve más difícil que de costumbre, más cuando los procesos administrativos van con fuerza y ventaja sobre mujeres, niños, ancianos y sus pertenencias.

Los habitantes de esta casa jamás salieron y eso retrasó a la máquina y puso en jaque a los miembros del Esmad.


Por tercera vez El Diario estuvo en El Bohío, por el Campestre B, otra vez en un proceso de desalojo sin el procedimiento correspondiente, ya que ante la ley y el derecho, fueron vulnerados todo tipo de garantías, como la presencia de Defensoría del Pueblo, Personería y Bienestar Familiar.


El humedal, el primer damnificado

Ayer en medio del caos el vecino silente de la invasión era el punto donde se ponían algunos enseres y motocicletas. Un terreno seco que nada tiene que ver con el humedal que había el 11 de enero de 2023, cuando salió la nota periodística en la que los habitantes cercanos a lo que era la cancha de Juanchito, alertaban sobre el secamiento de los dos espejos de agua por parte de una constructora y que ocasionaba que toda la fauna huyera y se metiera a sus casas en busca de refugio. A continuación se cita el texto:


“(...) El señor Julián Sánchez, gerente de proyectos de la constructora Las Galias, dijo al respecto: “La comunidad está equivocada, el humedal está demarcado y cercado. Es un trámite que se hizo, no lo estamos secando y dentro de los compromisos que se tienen en la resolución de la Carder, es que teníamos que darle una conexión al humedal con la quebrada y para eso debíamos instalar la tubería”.


Ya se había suspendido

Hace un año y cuatro días también salió la noticia del segundo desalojo, el 9 de febrero de 2023, la situación sí estuvo tensa, los desalojados de 17 casas se enfrentaron al Esmad, pero el accionar del inspector de aquel entonces fue suspendido mientras se resolvía una Acción de Tutela.


Este lío inició por lo que las autoridades denominaron ‘Ocupación ilegal de un área protegida’. Aunque los más antiguos llevan 25 años y los de menos, 15 años en el lugar, desde el 2021 empezó el pleito jurídico, cuando se denunció la invasión de la zona de protección forestal de la orilla sur de la quebrada Dosquebradas, tal como está establecido en el Acuerdo 028 de junio de 2011 de la Carder.

Frente a su casa, ya sin puertas, ni ventanas lo único que quedaba era soportar a través de un abrazo.


Explicación desde la defensa

Daniel Chamorro, abogado de la firma Sterling de Popayán, asesoran a estas familias desde hace varios años y al respecto dijo: “La administración municipal de Dosquebradas quiere retirarlos arbitrariamente en el entendido que por medio de actuaciones escabrosas y sin tener lógica en el Derecho a familias que tienen sus hogares constituídos por más de 10 años y olvidaron el principio de confianza legítima en el que debían haber evitado las construcciones en el lugar por ser zona de protección”.


El apoderado también comentó que la declaratoria de zona de protección que hizo la Carder fue arbitraria y sin embargo dentro del proceso entendieron que quieren la zona para hacer edificaciones de más de 16 pisos para familias adineradas. “Esa información se puede corroborar en tanto que la Constructora está haciendo las respectivas gestiones”, puntualizó Chamorro. Además, la alcaldía según este profesional debió ofrecerles subsidio de arrendamiento, para adelantar la intervención, cosa que jamás sucedió, mientras que denunciaron que la noche anterior el abogado de la fiduciaria les ofreció dinero para desocupar y que ante tal situación, prefirieron que les tumbaran la casa.


¿La tercera es la vencida?

Ante lo absurdo del procedimiento, doña Emma Valencia, residente del lugar, se fue para el Juzgado primero de Dosquebradas y tras advertir que ninguna entidad velaba por los derechos de sus niños y adultos mayores, el juez envió la orden de suspensión de desalojo, lo que generó aplausos en la comunidad y los llenó de fe en que en esta tercera oportunidad la justicia se pondrá de su parte.


“La suspensión por parte del juzgado está y como entidades obedecemos lo que dice la ley, el operativo queda suspendido, recuerden que es de manera provisional. La medida es la siguiente: suspensión en el estado actual, la idea no es que ustedes vuelvan y se metan ahí. Servicios públicos, tengan en cuenta que en medio de la actividad que se desarrolló con toda la presunción de legalidad que existía hay afectaciones a las redes eléctricas, entonces conectar la energía puede ocasionar un daño mucho más grande”, les explicó Luis Miguel Escobar, inspector quinto e inspector segundo (e).

Este adulto mayor revisa que en medio de la carrera haya salido al menos lo más necesario.


¿Cómo ve este proceso?

Deisy Martínez - ciudadana de Dosquebradas

“Conozco mucha gente de esta comuna, son gente de bien, hay muchas madres cabeza de hogar, mayores y niños. La semana pasada los acompañamos en un plantón al frente de la constructora Las Galias y que les iban a solucionar”.


Víctor Díaz - Lider del Bohío

“Esto es obra de la corrupción. El alcalde pasado no nos dio la cara y nosotros contentos porque ganó Roberto, el alcalde de la transparencia y del pueblo, pero también nos dio la espalda. Aquí usted ve a la alcaldía y no a Nohra Giraldo”.


Cifra

65.000 metros cuadrados aproximadamente es el área total del inmueble en disputa y la porción de terreno en la que está el asentamiento no supera los 10.000.

No hay comentarios