Última hora

Juez tumba captura por fuerte golpiza al detenido

En la tarde del sábado 27 de enero, Rubén Darío Peralta se volvió famoso debido a un despliegue policial que culminó con su captura por un presunto hurto en el centro de la ciudad. Sin embargo, el juez encargado declaró la ilegalidad de la detención, argumentando presuntas irregularidades y abuso de fuerza por parte de los agentes.



¿Qué pasó?

Los hechos ocurrieron alrededor de las 2:30 de la tarde, cuando las autoridades policiales realizaban labores de patrullaje en la zona en la calle 14 con carrera 19. Una ciudadana alertó a la policía, señalando a Rubén Darío como un presunto ladrón que se desplazaba en una motocicleta . Los uniformados salieron tras él, pero al hacerle la señal de pare, Peralta hizo caso omiso y aceleró la moto.

En el barrio San Nicolás, lograron interceptarlo, Rubén Darío se bajó del vehículo e intentó huir a pie, resistiéndose a su captura. Durante el forcejeo, cayó al suelo, golpeándose la cabeza y sufriendo una lesión. A pesar de la intervención de más patrullas, no se encontraron elementos comprometedores durante la requisa personal.


Ilegal la captura


En una intervención contundente, el abogado Mauricio Nieto Echeverry solicitó la ilegalidad de la captura de su defendido, Rubén Darío Peralta, quien fue detenido en medio de un despliegue policial el pasado sábado. El letrado presentó como evidencia un conjunto de fotografías y un vídeo, ampliamente difundido en redes sociales, que, según él, demuestra un presunto abuso de fuerza por parte de las autoridades.





Nieto argumentó que su cliente no ofreció resistencia alguna, sino que, por el contrario, fue sometido a golpes y puntapiés por parte de seis policías. El vídeo en cuestión, según el abogado, contradice la versión oficial de que Peralta se resistió y se golpeó la cabeza al caer. Además, acusó a los agentes de utilizar un exceso de fuerza, llegando a afirmar que fueron ellos quienes causaron la lesión en la cabeza al golpear a su cliente contra el pavimento.

"Debe haber respeto por la dignidad humana. Se observa claramente en las imágenes cómo los agentes someten a mi defendido, le propinan golpes, le patean la cabeza, incluso le apuntan con un arma de fuego. Estaba más que reducido con más de 8 agentes de policía, lo cual demuestra un abuso del derecho y un exceso de fuerza por parte de los captores", declaró el abogado.

En cuanto a la decisión del Juzgado Segundo Promiscuo Penal Municipal de Belén de Umbría, este manifestó que se vulneraron los derechos de Rubén Darío Peralta. Se cuestionó el lapso de dos horas entre la detención a las 2:30 p.m. y la presentación a la fiscalía a las 4:30 p.m., sin informe que detalle lo ocurrido en ese tiempo. El juez expresó estar de acuerdo con la defensa, alegando que el detenido no se resistió y que hubo un exceso y abuso en la captura.

Ante esta posición, el juez declaró la ilegalidad de la captura y ordenó la liberación inmediata de Rubén Darío Peralta. La Fiscalía, por su parte, ha ordenado compulsar copias de la actuación policial para investigar a todos los agentes involucrados en el proceso de captura.




Apelación

La Fiscalía solicitó imputar el delito de fuga de presos. Esta petición surge a raíz de la información registrada en la página del INPEC, que señala que Peralta contaba con detención domiciliaria en el municipio de Popayán, otorgada por el Juzgado 12 con Función de Control de Garantías Popayán, Cauca, el 12 de diciembre.

Sin embargo, el juez se negó a llevar a cabo la misma, argumentando la ilegalidad de la captura. La fiscalía argumentó que la ilegalidad declarada se refiere a la captura en sí, no a la detención domiciliaria que ya estaba vigente e indicó que no le corresponde revocar la medida y que los informes correspondientes deben ser remitidos al INPEC.

Dato


Cabe destacar que la motocicleta en la que supuestamente se desplazaba Rubén Darío no fue dejada a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

No hay comentarios