Última hora

Infraestructura por mano propia

Liliana Cardona Marín

Nadie conoce mejor los problemas que hay en los barrios que sus propios habitantes, son ellos quienes ante la desesperación por no encontrar solución a sus males acuden a los medios de comunicación para visibilizar la situación, pero esta vez, así como se dice en ocasiones cuando agarran al delincuente y lo reprenden, se tomaron la infraestructura por mano propia.

$100 mil pesos invirtieron estos vecinos en una solución que ha recibido el aplauso de la comunidad, valor que a la administración pasada no le representaba nada.


El caso de Galicia alta


Fue así como impacientes de ver el riesgo al que se exponen a diario adultos mayores, mascotas y principalmente los niños, quienes el lunes próximo volverán a inundar la calle principal de este sector, que varios vecinos se reunieron para juntar los recursos económicos con los que consiguieron arena, cemento y pintura para tener por fin su propio resalto vehicular.


Fueron más de dos peticiones las que elevaron ante el Instituto de Movilidad de Pereira, para la instalación de los tres reductores de velocidad con los que contaba esta vía antes de que levantaran el asfalto para la recuperación de tuberías de aguas negras. Además, la falta de Acción de la Junta, los hizo perder toda esperanza de usar el conducto regular.

El resalto más famoso de Pereira


Al llegar a Galicia alta, los vecinos sonríen y dicen ‘otros’, ya que desde que mostraron su trabajo en redes sociales hace dos días, los medios de comunicación han acudido tras la historia, pues son testigos de primera mano de las peticiones infructuosas que hacen los pereiranos ante el descontrol de los motociclistas que hacen piques en vías no aptas para tal fin.


El restaurante y la escuela 30 de Agosto están ubicados sobre esta vía, los niños por grupos hacen tránsito para el PAE y este resalto más que una necesidad, era urgencia.


Abecé de un resalto


Desde el Instituto de Movilidad de Pereira, atendió el nuevo director Luis Fernando González, quien entregó las siguientes apreciaciones sobre el caso: “Nosotros ya realizamos una visita y lo que vimos es que el resalto es necesario por la Institución Educativa, según el análisis que hizo el equipo de señalización. Lo que vamos a hacer es acompañar la comunidad para que realicemos los permisos pertinentes, se los enviamos a Infraestructura y ellos lo mejoren para que cumpla las condiciones técnicas necesarias”.


Según el director, el deber ser es el siguiente: “enviar una solicitud al Instituto, dirigida a la Subdirección de Movilidad a nombre del ingeniero Andrés Vanegas, para que se realice la verificación y el visto bueno, porque no siempre un resalto es la solución del conflicto que tienen en el barrio. Además, sabemos de casos que la misma comunidad ha destruído algunos al ver que se agrietan las viviendas que quedan frente al mismo”.


Luego de la viabilidad técnica, va una Comisión de vías (Planeación e Infraestructura) que hace una evaluación, porque no todas las vías se pueden intervenir con resaltos, ya que si es una vía principal o arteria, no está permitido y hay que hacer otro estudio.

¿Qué dice sobre esta obra?


Luis Felipe Castaño - habitante de Galicia

“Nos juntamos tres amigos y decidimos comprar los materiales, ya que las motos pasan a 70 y 80, cuando deben pasar a 30 kilómetros por hora, no respetan la cebra, ni el letrero de despacio”.


Luz Stella Castaño - docente 30 de Agosto

“Una obra que estábamos esperando hace mucho tiempo, porque vemos en riesgo la seguridad de los niños día a día. Tenemos muchos estudiantes que han sido afectados por las motos sin control”.


Nelson Tabares - comerciante

“Esto aquí se volvió muy duro, porque los motociclistas cogieron esto aquí de pista y hasta carros a altas velocidades. Ya se han muerto dos perritos, de pronto sí quedó muy brusco pero ya se arreglaron”.

No hay comentarios