Última hora

Les dieron bala y Sebastián murió


En la noche del sábado, justo en el barrio Miraflores de Cuba, tuvo lugar una balacera que dejó varias personas heridas y a un joven de 27 años sin vida, las autoridades investigan este atentado que parece sacado de una película.



Estaban tranquilos

Un grupo de amigos estaba departiendo el sábado dentro de una vivienda de la manzana 3 del barrio, pero justo donde queda la vivienda solo sirve como paso peatonal o de moto, ya que la carretera llega hasta la esquina, pero nadie de los allí presentes creyeron que en medio del ‘parche’ algo fuera suceder, mucho menos Sebastián Gutiérrez Muñoz.

En entrevista con una de las personas que estaba presente, se conoció que faltaban pocos minutos las 8:00 de la noche, cuando se percataron que desde ambas esquinas y desde la parte de arriba del barranco estaban llegando sujetos armados que disparaban en contra de todos los asistentes, quienes corrieron adentro con el fin de refugiarse, por lo que no había a dónde más ir, parecía una emboscada.


Iban a lo que iban

Los sicarios iban muy bien preparados y sabían que allí, a esa hora iba a estar el grupo de amigos celebrando, por lo que escaparon sin inconvenientes y con dirección desconocida, dentro de la casa varios quedaron heridos y en medio del susto se dieron cuenta de que Sebastián estaba tirado en el piso porque fue el que más tiros recibió y entre todos lo sacaron hasta la calle para llevarlo en un taxi hasta el centro médico, así como al siguiente más lesionado que era Luis Stiven Moreno Vélez de 31 años.

Por desgracia, cuando llegaron al hospital con Gutiérrez Muñoz, este ya no tenía signos vitales; los vecinos fueron los que llamaron a la Policía y las unidades de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigaciones fueron las encargadas de realizar la inspección a la casa completa, así como al cadáver, para luego llevarlo a la sede de Medicina Legal.



Dato

Al parecer, otros dos asistentes a la reunión quedaron lesionados, pero más leves, por lo que no fueron a un centro asistencial.


Anotaciones

El joven, a sus escasos 27 años, ya tenía cuatro investigaciones, 2 por homicidios cometidos en el puerto dulce de Risaralda y las otras dos por el delito de extorsión, pero todas estaban en etapa de juicio, así que aún no era culpable. Sebastián era natural del municipio de La Virginia y residía en el barrio Luis Carlos Galán, pero frecuentaba mucho Miraflores, ya que tenía muchos amigos allí.


La cifra

5 impactos de arma de fuego recibió Gutiérrez Muñoz, 2 en el cuello y 3 en la cabeza.


Dato

Según un testigo se conoció que los sicarios al parecer no solo llevaban armas y munición de sobra, sino también chalecos antibalas.




1 comentario:

  1. Estaba de casconcito y le metieron su cascada, ya los estaban investigando por 2 homicidios quien sabe cuantos mas tenia encima, asi q.... nada un matoncito menos

    ResponderEliminar