Última hora

Fatal decisión en la vereda Alegrías



Los residentes de la vereda Alto Alegrías de la ciudad de Pereira quedaron en total asombro cuando ayer en horas de la mañana hallaron sin vida a uno de sus vecinos, al parecer estaba encerrado solo en su propia casa.



Solo

Eliázar Arcila Hurtado, de 49 años, llegó a su casa el domingo en la noche, había ingerido bebidas alcohólicas y para los vecinos era costumbre que cuando lo hacía también pusiera música a alto volumen; al parecer sobre la medianoche, algunos escucharon un disparo.

Los vecinos de Eliázar o Eliécer, como lo llamaban, también estaban acostumbrados a que él, bajo los efectos del alcohol, realizara disparos al aire, por lo cual la detonación no llamó su atención.

Pero en la mañana de ayer una de las vecinas, al ver que la música seguía sonando, se asomó por la ventana y lo vio tirado en el piso, la puerta tenía pasador y se vio obligada a pedir ayuda.



Muchas personas llegaron al sitio, llamaron a las autoridades y estas al comprobar que al parecer no tenía signos vitales pidieron la presencia del cuerpo técnico del CTI, además de comunicarse con los familiares, algunos viven en la zona, pero otros no.

Con un esfuerzo, entre varias personas lograron abrir la puerta y los investigadores pudieron entrar para verificar la casa y el cuerpo de Eliécer, al parecer había tomado la decisión de ponerle fin a su vida esa noche de domingo.

Los investigadores constataron que no era posible que alguien entrara a la casa y todas las pertenencias estaban en su sitio.


Su vida

Eliécer vivía en la vereda Alto Alegrías desde hace muchos años, la casa en la que residía es una herencia que le dejaron sus padres y el segundo piso lo tiene en arriendo. Hasta el lugar llegó su único hijo y todos sus familiares quienes estaban visiblemente afectados por la noticia, todos lo recuerdan como una muy buena persona, y un excelente jugador de parques y dominó.


Compañía

Todos sus seres queridos lo recuerdan como una persona amante de los animales, cuando se logró abrir la puerta Jackson, uno de sus fieles compañeros caninos, estuvo llorando un largo rato, al parecer presintió la partida de su amo.


Dato

Eliécer trabajaba como prestamista, razón por la cual algunas personas temían que se tratara de un atentado.

No hay comentarios