Última hora

‘Queremos evitar una tragedia anunciada’

Liliana Cardona Marín

La Institución Educativa Hugo Ángel Jaramillo, para mejor decirlo, el megacolegio del barrio Málaga, tiene una complicada situación con su vía de acceso que por cierto es la única. Allí el puente que pasa sobre un tramo de la quebrada Alto Erazo, no ha sido atendido en varios años ni por la Alcaldía de Pereira, ni por la Diger o al menos una autorización de la Carder que impulse las obras. Además, se quedaron esperando la promesa del pasado gobernador que dijo los ayudaría.

La única entrada que tiene este megacolegio es la del problema.



Los malos malos olores son otro protagonista de esta historia, a raíz de las decenas de viviendas que se pueden contar en las orillas de esta quebrada. Cuando se llega al lugar se ve un afluente pequeño e inofensivo, pero en los duros inviernos arrastra no solo con material vegetal, sino con las basuras de las casas ya mencionadas, todo se represa en el tubo paralelo al puente que sirve de acceso al colegio y los relatos cuentan de crecidas que llegan al nivel de las rodillas de los adultos que deben pasar a sus hijos cargados.

Los relatos de la comunidad


Los últimos registros de este medio datan de enero y febrero de 2022, cuando a los estudiantes hasta les tocó poner a secar la ropa en las ventanas de los salones, lo que da fe del tiempo que llevan anhelando atención.

El licenciado en Ciencias Naturales, Carlos Augusto Medina con seis años en la Institución, comentó: “En estos años he visto muy poca presencia por parte de la Alcaldía, los que más han intervenido son los ediles, padres de familia y las rectoras. Este año he visto a los ediles con mucho más empuje”.

El temor de esta comunidad educativa radica en el invierno que se ha pronosticado para cuando pase El Niño, porque dicen que será en las mismas proporciones a las temperaturas que se han registrado y quieren prevenir una emergencia ante la gran población que conforman. “Este es un puente vehicular y peatonal muy pequeño que al parecer tiene más de 20 años y ya no cuenta con las normas técnicas legales vigentes. Los estudiantes tienen dos riesgos: el desbordamiento del cauce y transitar al mismo tiempo con los vehículos”, dijo la rectora Sandra Zamudio.

La comunidad advierte con tiempo el peligro. La rectora también agregó que “recientemente le presentamos al gobernador Patiño, un proyecto en el que le mostramos la imperante necesidad de intervenir el puente y estamos a la espera de la respuesta”.

Imagen que corresponde a enero de 2022.


Con respecto a los derechos


Términos como inclusión, movilidad, acceso y calidad educativa suenan bonito en los discursos, pero en la práctica como sucede en este caso, no se palpan. “Lo que aparte deben tener en cuenta es que no es solo seguridad para la comunidad educativa, sino seguridad para el carro de Atesa, hemos tenido dificultad para pasar el afirmado que nos dieron para la zona antes de la portería. La más reciente diligencia que se ha hecho es ante la Personería, para que sean garantes del bienestar de los estudiantes”, concluyó la señora Zamudio.

Jhonatan Tangarife, coordinador pedagógico, resume: “La necesidad es perceptible específicamente con los chicos, ahora estamos en temporada seca, pero les ha tocado pasar a pie limpio para no mojar las zapatillas, es complejo que puedan ingresar de manera tranquila”. También se denunció que hacia arriba del puente el terreno ya tiene socavaciones y a pesar de que en las visitas que ha hecho la Diger saben de las grietas bajo el puente, los vecinos dicen que solo toman fotos, miden y se van.

Se consultó al secretario de Educación Carlos Jairo Bedoya y redireccionó el tema a Secretaría de Infraestructura. Los residentes quieren que bajo el Plan de Desarrollo se mire a la comuna.

Este detalle de una baranda da cuenta de cómo está toda la estructura.


Dato

Se debe hacer énfasis en que si la quebrada se llevara el desvencijado puente, no habría clase en mucho tiempo, porque no existen rutas alternas.


Cifra

930 estudiantes tiene en este momento el Hugo Ángel Jaramillo.


¿Qué tipo de gestión ha hecho usted?

Tatiana Largo - Asociación padres de familia

“El año pasado antes de diciembre nos dijeron que los materiales estaban y que nosotros debíamos poner la mano de obra, recogimos un dinero para eso y estábamos esperando que solo faltaba una firma, llegó el cambio de administración y toca empezar desde cero”.


Jaime Agudelo - líder de Málaga

“Se han hecho videos, la Carder conoce el tema, las Secretarías de Salud, Infraestructura, Planeación, Concejo, hemos agotado muchas instancias para esta situación. La idea no es poner problema, sino que nos pongan atención”.


Gloria Nancy Espinosa - edilesa Comuna del Café

“Desde que inició el colegio hemos luchado para que tenga un buen puente. El tema ahora es con la Unidad de Víctimas del Conflicto, bajo la norma 1448, es obligación del Estado arreglar el puente si hay niños con desplazamiento”.


Sandra Zamudio - rectora

“Lo primero es visibilizar esta situación y que todas las entidades públicas vean de manera consciente el peligro con que transitamos, estamos a la expectativa que pongan los ojos en este acceso”.


Carlos Augusto Medina - director grupo 9-1

“Cada año se hace esto, por eso los llamamos, los padres van al Concejo municipal. No sé si con Mauricio Salazar ya lograron una cita”.

No hay comentarios